La frustración sexual envejece hasta un 20% a los machos, según un estudio valenciano

20MINUTOS.ES El estudio lo han realizado investigadores de la Universitat de València.Plantean que el éxito reproductivo de los machos afecta a su esperanza de vida.”A escala humana, supondría la reducción de unos 15 años de vida”, asegura uno de los autores.Investigadores del Instituto Cavanilles de la Universitat de València (UV) han propuesto estudiar las consecuencias evolutivas de que los machos con una tasa de apareamiento reducida envejezcan más rápidamente debido a los costes fisiológicos asociados a la frustración sexual.La propuesta de estos investigadores valencianos nace a raíz de un trabajo internacional donde se ha demostrado que la frustración sexual ha acelerado el envejecimiento de la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster) entre un 15% y un 20%, según informa la UV en un comunicado.Los investigadores Pau Carazo, Roberto García-Roa, Zahida Sultanova y Manuel Serra han planteado un posible mecanismo evolutivo no considerado hasta ahora en algunas especies: la retroalimentación de las diferencias entre individuos debido a las experiencias de interacción que han tenido a lo largo de su vida.”Pretendemos llamar la atención de la comunidad científica sobre lo que estos descubrimientos podrían significar en términos de cómo de intensa es la selección sexual (acceso preferencial a la reproducción)”, afirma Pau Carazo, investigador del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva y primer firmante de la carta.Carazo apunta que los costes de la frustración sexual “tenderán a incrementar las diferencias en el éxito reproductivo de diferentes machos, lo cual tenderá a intensificar la selección sexual”.Por su parte, Manuel Serra, catedrático de Ecología de la Facultad de Ciencias Biológicas y también firmante de la carta, asegura que los biólogos evolucionistas “están muy interesados en determinar la intensidad de la evolución por selección darwiniana”.”Es crucial para explicar cómo las poblaciones consiguen un ajuste entre sus genes y las condiciones del ambiente, y cómo se da la divergencia genética entre poblaciones, el paso inicial para la aparición de nuevas especies”, apunta Serra.”Cuando un macho de esta especie detecta la presencia de una hembra, se ponen en marcha mecanismos fisiológicos que lo preparan para competir contra otros machos y reproducirse. Si no consigue emparejarse, estas expectativas frustradas provocan que su esperanza de vida se reduzca alrededor de entre un 15 y un 20%”, indica Zahida Sultanova, estudiante de doctorado, investigadora y también firmante de la carta.”A escala humana, esto vendría a significar una reducción de unos 15 años en nuestra vida”, afirma Roberto García-Roa, investigador post doctorado del Instituto Cavanilles.Aunque de momento se ha estudiado en pocas especies, los mecanismos fisiológicos de este tipo de envejecimiento parecen muy conservados, lo cual hace suponer que podría tratarse de un fenómeno muy extendido entre los animales, según el equipo investigador.

Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: