Trece espacios de la Red Natura 2000 se ven afectados por los incendios del norte de España

20MINUTOS.ES Hay seis espacios afectados en Asturias, uno de ellos es la reserva natural de Muniellos, donde habita el urogallo cantábrico, en peligro crítico de extinción.Peligran áreas que albergan un importante núcleo reproductor del oso pardo.Continúan sin control siete incendios y peligran algunas poblaciones de Galicia.Miles de personas protestan por la gestión de los incendios de la Xunta de Galicia.”El cambio de clima hacia la sequía obligará a enfrentar incendios más graves”.El fuego que asola el norte y oeste de España ha afectado ya a trece espacios protegidos por su alto valor natural, los cuales se están viendo afectados por la ola de incendios que afecta al noroccidente de España.Según el análisis de los técnicos de SEO/BirdLife, las llamas ya han alcanzado a lugares clave para la supervivencia de especies como el oso pardo o el urogallo cantábrico, catalogado como “En Peligro Crítico de Extinción”.A partir de la información facilitada por el sensor MODIS (Moderate Resolution Imaging Spectroraiometer) del satélite Terra de la NASA, la organización ambiental ha concluido que las llamas han alcanzado al menos once espacios protegidos por Natura 2000, la red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad cuya finalidad es asegurar la superviviencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa.Territorios afectadosEn Galicia a la Zona Especial de Conservación Pena Veidosa; Zona Especial de Conservación Macizo Central; Zona Especial de Conservación Ancares-Courel; y a la Zona de Especial Protección para las Aves Baixa Limia – Serra do Xurés. En Asturias el fuego a afectado a la Zona Especial de Conservación Fuente del Narcea, Degaña e Ibias; Zona de Especial Protección para las Aves Fuente del Narcea y del Ibias; Zona Especial de Conservación Somiedo; Zona de Especial Protección para las Aves Somiedo; Zona Especial de Conservación Montovo-La Mesa y a la Zona de Especial Protección para las Aves Ubiña-La Mesa.En Castilla y León el fuego ha castigado la Zona Especial de Conservación Alto Sil y la Zona de Especial Protección para las Aves Alto SilEn Cantabria a la Zona de Especial Protección para las Aves Sierra de Hijar.“Es el momento de apoyar a quienes están trabajando en la extinción de los incendios. También es el momento de exigir a las autoridades que impidan que estos episodios, la mayoría de ellos presuntamente intencionados, queden impunes. Desde hace tiempo se viene advirtiendo sobre la intencionalidad de los incendios en el norte de España. De hecho, la última memoria de la Fiscalía de Medioambiente constataba su aumento frente a los incendios provocados por pirómanos”, apunta la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.Por su parte, WWF, otra de las organizaciones internacionales dedicadas a la defensa de la naturaleza y el medio ambiente publicaron en su perfil oficial de TwitterLos incendios del futuro ya están aquí, como alertamos en nuestro informe #FuegoALasPuertas ➡️https://t.co/o1a5FkpGDL pic.twitter.com/lO9VpySoGn— WWF España (@WWFespana) 16 de octubre de 2017El informe al que hacen referencia fue publicado en el mes de julio, donde alertarban que los incendios se habían convertido en una emergencia civil.En peligro el hábitat del oso pardoLos incendios del norte de España están afectando a áreas de gran riqueza natural que albergan un importante núcleo reproductor del oso pardo en la Cordillera Cantábrica, como el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias en Asturias, y al Alto Sil en León, según la Fundación Oso Pardo (FOP).Así, la Patrulla Oso de la FOP ha informado en un comunicado desde el concejo de Cangas del Narcea de la calcinación de robledales y arandaneras, “fundamentales para el oso y para los últimos urogallos cantábricos”.En este concejo han sido desalojados los pueblos de Gillón, Larón y La Viliella, y “las llamas amenazan a los mejores hábitats para el oso pardo incluyendo la Reserva Natural Integral de Muniellos”, según la nota facilitada.Asimismo, en el Alto Sil leonés la pérdida ecológica es también “muy elevada” en los municipios de Villablino, Palacios del Sil y Páramo del Sil, cuyos montes albergan “un importante núcleo reproductor de oso pardo”.Uno de los incendios más graves ha arrasado los montes “donde más de una veintena de osos se habían concentrado para alimentarse de bellotas, entre ellos cuatro osas con sus crías”, según ha informado la FOP en el comunicado.

Powered by WPeMatico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: