Un estudio alerta de que las políticas nacionales levantan fronteras ecológicas

EFE El estudio ha sido publicado en el último número de la revista ‘Biological Conservation’Evidencia tras el seguimiento de buitres leonados y de buitres negros que la frontera hispano-portuguesa “actúa como una barrera casi impermeable”.Un estudio de siete investigadores españoles y portugueses sobre el comportamiento de los buitres leonado y negro en la Península Ibérica alerta de que la aplicación de políticas ambientales diferentes en países limítrofes crea fronteras ecológicas casi infranqueables.Este estudio, publicado en el último número de la revista Biological Conservation evidencia tras el seguimiento por satélite de sesenta buitres leonados y de once buitres negros que la frontera hispano-portuguesa “actúa como una barrera casi impermeable”, para ambas especies.Los investigadores de este trabajo son los españoles Eneko Arrondo, Marcos Moleón, Ainara Cortés-Avizanda, José Jiménez, José A. Sánchez-Zapata y José A. Donázar, de diferentes centros del CSIC y de las universidades de Granada y de Elche, y el portugués Pedro Beja, de las universidades de Oporto y Lisboa.El seguimiento de estos buitres ha demostrado que la diferente aplicación en España y en Portugal de la normativa que la UE adoptó en el 2001 tras la epidemia de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), que prohibió abandonar cadáveres de ganado en el campo, ha afectado años más tarde a la conservación de los buitres en ambos países.”Nuestros resultados confirman claramente que hay una gran diferencia en el comportamiento del buitre leonado y del buitre negro entre Portugal y España, pues los ejemplares nacidos en España rara vez vuelan más allá de la frontera portuguesa, especialmente a medida que la distancia aumenta, y los buitres españoles rara vez se alimentan en el lado portugués”, se señala en esta investigación.Además, los modelos monitorizados indican una mayor densidad de lugares de búsqueda de alimento de ambas especies en España que en Portugal y que la densidad de ubicaciones “disminuyó constantemente en Portugal, mientras que dentro de España se mantuvo de manera constante en niveles más altos”.El estudio revela también que buitres marcados dentro de un proyecto LIFE en Portugal “tienden a cruzar la frontera para alimentarse en España” y que las dos especies de buitres “rara vez se ven en Portugal, excepto muy cerca de la frontera con España o durante el período de migración de otoño”.Los científicos descartan que esta “abrupta disminución” de la presencia de buitres en Portugal se asocie a diferencias geográficas o topográficas relevantes y la relacionan con la diferente legislación sobre la gestión de los cadáveres de ganado en el campo, que genera más alimento disponible en el lado hispano.La investigación alerta de que aunque en la UE “cabría esperar” que las diferencias entre las políticas ambientales de cada país “se diluyeran mucho, porque todos han de cumplir con las directivas de la Comisión Europea”, se produce una “asimilación desigual” de las reglamentaciones comunitarias, “que puede tener un impacto en la conservación de la biodiversidad”.Abogan, por tanto, por “la necesidad de una mayor integración” de las políticas veterinarias y ambientales comunitarias, y alertan de que decisiones nacionales “indeseables” en materia ambiental pueden tener “implicaciones significativas para la conservación, en especial para especies migratorias o de gran alcance”.

Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: