Ankara ofrece su colaboración a Bagdad para «aniquilar» al PKK en Irak

El Ejército iraquí izó de nuevo la bandera nacional en Kirkuk este lunes, tras recuperar el control de la ciudad que se encontraba a manos del Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) desde que los peshmerga la tomaron en 2014. Pese a la victoria, al Gobierno turco, que sigue con detalle la evolución del conflicto entre Bagdad y las fuerzas kurdas, le preocupa que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) aproveche la disputa para ganar influencia.

Por este motivo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía ha insistido en su malestar en un comunicado que insta principalmente al GRK a no tolerar la presencia del PKK en la región. «Advertimos al GRK que no añada un nuevo error a los graves cometidos recientemente», señala el comunicado. Como mayor equivocación, Turquía se refiere al referendo de independencia que celebró el Kurdistán iraquí el pasado 25 de septiembre -que contaba con el rechazo de Bagdad y de Ankara-, y que ha impulsado la ofensiva actual de Bagdad para retomar Kirkuk a los kurdos como represalia.

El primer ministro turco reconoce las «profundidades históricas» de Kirkuk
La amenaza de Turquía, más allá de centrarse en el PKK, su enemigo más acérrimo, también pretende interpelar al GRK como posible cómplice. «Aquellos que fueron fundamentales para ayudar al PKK, que puede intentar interrumpir la paz y armonía en Kirkuk, a encontrar refugio en esta región, también serán responsabilizados».

Ankara no ha desaprovechado la oportunidad para remarcar su apoyo a la «unidad política iraquí» y a su «integridad territorial», temiendo que las aspiraciones de independencia de los kurdos iraquíes o la insurgencia cojan fuerza en la región del sureste de Turquía, donde el Ejército turco mantiene un conflicto abierto con el PKK. «Subrayamos que estamos dispuestos a cualquier forma de cooperación con el Gobierno iraquí para aniquilar la presencia del PKK en suelo iraquí». El comunicado remarca el apoyo de Turquía al Gobierno de Bagdad «durante los pasos que tomará para establecer una paz y estabilidad duraderas en el país».

Apoyo a los turkomanos
Aunque avala a Bagdad en la retoma de Kirkuk, el primer ministro turco, Binali Yildirim, ha sugerido este martes que la ciudad debería ser tratada acorde a sus «profundidades históricas». Turkmenos, árabes y kurdos cohabitan en esta multiétnica región, aunque Turquía considera que Kirkuk pertenece a los turkomanos. Yildirim ha subrayado que «debe establecerse un sistema administrativo que restablezca un estado demográfico basado en las profundidades históricas de la región», mostrando indirectamente su apoyo a los turkomanos que habitan Kirkuk.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: