Aparece muerto en Londres un disidente ruso enfrentado a Putin

Un exiliado ruso con fuertes lazos de amistad con el exmagnate Boris Berezovski ha sido encontrado muerto en su domicilio de Londres, según comunicaron hoy a The Guardian fuentes de su entorno. El cadáver de Nikolai Gluskhov, de 68 años, fue descubierto anoche, sin que hasta el momento se conozcan las causas de su defunción.

En los años 90, Gluskhov trabajó con la aerolínea estatal rusa Aeroflot y con la compañía de coches de Berezovski LogoVAZ. Cuando en 1999 Berezovski se enfrentó con Vladimir Putin y huyó a Inglaterra, Gluskhov tuvo que afrontar un juicio en Rusia por fraude y lavado de dinero. Estuvo cinco años en la cárcel y fue liberado en 2004.

En los últimos años, el disidente había vivido en Londres, donde recibió asilo político. En el 2011, fue testigo en favor de Berezovski, en el juicio que este llevó a cabo contra otro oligarca ruso, Roman Abramovich, muy cercano al Kremlin. Gluskohv afirmó en el juicio que había sido rehén de la Administración Putin, que presionaba para que Berezovski se deshiciera de su canal de TV ORT.

Berezovski perdió la causa, y desapareció de la vida pública. En marzo de 2013, se encontró su cadáver en la residencia de su exmujer en Berkshire. La Policía optó por considerarlo suicidio, aunque su familia recurrió, y el caso aún no está cerrado en los tribunales británicos.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: