Boris Johnson y David Davis, los ministros que han abandonado a May

La primera ministra británica se las prometía muy felices cuando el pasado viernes conseguía, dos años después de que el Brexit recibiese el sí en referéndum, poner de acuerdo a su gobierno en torno a una propuesta definitiva a Bruselas.
Habían sido muchos meses de amenazas internas, amagos de dimisión y demostraciones públicas de discrepancia,
y al fin gobernaba un Ejecutivo apiñado en torno a una idea, aunque muchos de ellos fueran reticentes. Sin embargo, todo lo conseguido le ha durado 48 horas y se le ha tornado a May en una pesadilla que podría acabar con ella fuera de Downing Street. Aquí, los perfiles de Johnson y Davis, los ministros que han dimitido.

Boris Johnson, exministro de Exteriores
Ha sido el gran estilete del sector euroescéptico y principal bandera a la que se agarraron los brexiter más duros. Boris Johnson siempre ha estado un paso por delante de sus compañeros de partido por su personalidad excéntrica y sus continuas salidas de tono. Pese a ello, era tan respetado dentro del partido que cuando decidió no presentarse para relevar a David Cameron en 2016 como líder del partido, todo el bando tory quedó en shock.

De cuna privilegiada y aristócrata, Johnson nació en Nueva York y estudió en la escuela de Eton (a la que han asistido 19 primeros ministros). Tras trabajar como periodista en varios medios, dio su gran salto a las ligas mayores de la política británica en 2008 al ganar la alcaldía de Londres. Una vez asentado tomó decisiones populares como prohibir el consumo de alcohol en el transporte público y lanzar un sistema público de alquiler de bicicletas en el centro de la ciudad conocidas como «Boris-bikes» (bicicletas-Boris). Sus salidas de tono han sido constantes a lo largo de estos años.

David Davis, exiministro del Brexit
Fue el primero en ostentar este puesto creado exclusivamente para el proceso de salida de la Unión Europea y que fue otorgado a un brexiter como guiño a este sector. David Davis había pasado casi toda su vida política sin ostentar ningún cargo gubernamental, tras ser secretario de Estado para Europa en 2003, y por eso fue una sorpresa cuando May apostó por él. Firme partidario del Brexit «duro».

Dominic Raab, el sustituto de Davis
El hasta ahora secretario de estado de Vivienda asume la cartera clave en el proceso para el Brexit. Conoce a su antecesor porque llegó a ser jefe de Personal del propio Davis. Ya tuvo palabras poco agradables para el que ahora estará frente a él en la mesa de negociaciones; hace unos meses el nuevo ministro llamó irresponsable al francés Michel Barnier, representante de la UE.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: