Bronca en el Congreso de Estados Unidos a propósito de la «caza de brujas»

La comparecencia tenía como fin aclarar la imparcialidad o no del agente del FBI Peter Strzok durante su investigación del posible complot entre Rusia y Donald Trump, pero devino en un larguísimo y tenso combate retórico entre congresistas republicanos y el agente, también entre republicanos y demócratas. Un agrio teatrillo que trasladó definitivamente al Capitolio la tensa polarización que vive el país con Donald Trump como presidente.

Strzok fue apartado hace un año de la investigación sobre la trama rusa que dirige el fiscal especial Robert Mueller al hacerse públicos una serie de mensajes privados que el agente intercambió con Lisa Page, empleada del FBI con la que mantenía una relación sentimental. Los textos, filtrados hace unos meses, demuestran su animadversión hacia Trump, aunque también recogían comentarios críticos sobre Hillary Clinton, Bernie Sanders o la administración O
bama. Pero para los republicanos hay un mensaje que prueba la teoría de la «caza de brujas» de Trump. Strzok aseguró a Page que Trump nunca sería presidente porque «nosotros le pararemos». ¿A quién incluye ese «nosotros»? Según el agente, a los votantes. Según algunos republicanos, a una trama conspiratoria que incluye al FBI.

«Voy a ser claro, inequívoco y bajo juramento: Mis opiniones personales no han influido nunca en mis 26 años de defensa de mi nación», ha manifestado Strzok, que ha advertido que cualquier sugerencia de que el FBI podría estar implicado en una trama conspiratoria «corroe profundamente lo que significa el FBI en la sociedad estadounidense, la efectividad de su misión y es profundamente destructivo», lo que ha arrancado aplausos de parte de la bancada demócrata.

En su intento de probar la inexistencia de un complot que impidiera la victoria de Trump, Peter Strzok expuso que en el verano de 2016 era de los pocos que conocía la posible conexión de Rusia con su campaña. «Esa información tenía el potencial de hacer descarrilar y posiblemente derrotar al señor Trump. Pero nunca pasó por mi mente la idea de comunicarlo o de mostrar esa información», ha apuntado Strzok, para quien su comparecencia es «otra victoria de Putin y un nuevo hito de nuestros enemigos en su campaña para destruir Estados Unidos».

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: