Claves para saber qué son los Altos del Golán, uno de los puntos calientes de Oriente Próximo

Días después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunciase que se retiraba del acuerdo nuclear con Irán, los choques entre Israel y la República Islámica han empezado. No hay que olvidar que Tel Aviv se regocijó con la noticia; precisamente, el presidente Benjamín Netanhayu es uno de los mayores críticos con el pacto rubricado por Obama en 2015. Ayer, durante su visita a Rusia, el mandatario israelí reivindicó ante Putin, uno de los aliados del régimen de los ayatolás, el derecho de su país a defenderse. Las hostilidades comenzaron esa misma noche. Su foco se ha situado en los Altos del Golán, un territorio fronterizo entre Israel, Líbano y Siria. Israel se lo arrebató a Damasco durante la guerra de los Seis Días de 1967; allí se libró una célebre batalla de tanques entre ambos países durante la siguiente gran contienda, la de Yom Kippur, en 1973.

Reserva hidrográfica

Con una extensión de unos mil kilómetros cuadrados, los Altos del Golán son un auténtico caramelo que brinda a Israel una vista fabulosa de Siria, la posibilidad de instalar sistemas defensivos y, además, de explotar grandes reservas de agua.

Territorio en disputa

Israel arrebató los Altos del Golán a Siria durante la guerra de los Seis Días de 1967, una contienda ganada por Tel Aviv gracias a la astucia demostrada por el Tsahal, que llevó a cabo una veloz ofensiva en la que destruyó la aviación de la coalición enemiga que preveía atacarle. Fruto de esa contienda, Israel también se apropió del Sinaí, un territorio que devolvió a Egipto tras la firma de un acuerdo de paz de Camp David, rubricado por Sadat y Mechamem Begin en 1978.

Israel, que arregló con las cosas con Egipto y también con Jordania, otro de sus tradicionales enemigos, con un acuerdo de paz en 1994, no ha podido firmar uno con Siria. La hostilidad entre ambos países es latente y se ha visto agravada por la enemistad entre Tel Aviv y Teherán, irreconciliables desde la revolución islámica de 1979 que aupó a los ayatolás al poder y derribó al Sha.

Irán apoya a Siria

Dentro del enjambre de alianzas y enemistades que articulan Oriente Próximo, Irán ha manifestado y concedido su apoyo a Al Assad en la guerra que padece Siria desde hace años.
Hizbolá, grupo terrorista chiíta con base en el Líbano, también es partidario de Damasco y uno de los grandes enemigos de Israel.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: