Cómo y por qué el juez quiere a Cristina Fernández de Kirchner entre rejas

El juez Claudio Bonadío hizo lo que estaba previsto que hiciera: ordenar la prisión preventiva de los que estaban procesados y sumar a ésta lista a algunos nuevos.

En el caso de la expresidenta argentina, Cristina Fernández, esperó a que tuviera todos los fueros. Esto es, que tomara posesión de su escaño como senadora.

En Argentina la inmunidad es total en tanto en cuanto la Cámara a la que se pertenezca no diga (vote) lo contrario. Lo que hizo el juez federal, si se mira bien, es trasladar la responsabilidad o el futuro de la viuda de Néstor Kirchner, al Senado donde, por cierto, el peronismo se ha fracturado totalmente esta semana y el kirchnerismo, marginal, apenas cuenta con ocho senadores que se puedan considerar leales.

Dicho esto, la tendencia en el Senado es a no entregar a uno de los suyos hasta que no tenga sentencia firme (Carlos Menem es prueba de ello) y Cristina Fernández, al menos todavía, no la tiene.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: