¿Cuáles son las diferencias entre Hamás y Fatah?

Hamás: El brazo palestino de los Hermanos Musulmanes
Su nombre responde a las siglas de Movimiento de Resistencia Islámico y es el brazo palestino de los Hermanos Musulmanes, fundado por el jeque Ahmed Yasín en 1987. Apuesta por el islam político como forma de gobierno y, a diferencia de otros grupos vinculados a la cofradía, emplea la lucha armada contra Israel como forma de resistencia ante la ocupación. Desde 1991 cuenta con las Brigadas Ezzedin Al Qassam, que son la rama militar de un grupo que está incluido en la lista de organizaciones terroristas de EE.UU. y la UE.

El líder es Ismail Haniya, la persona que en 2006 llevó al partido a una sorpresiva victoria en las elecciones generales y se convirtió en primer ministro, pero ni Fatah, la facción política rival dirigida por el presidente Mahmud Abás, ni Israel, ni la comunidad internacional aceptaron la decisión de los votantes palestinos y estalló la guerra interna entre los dos grandes partidos que provocó la división entre Gaza, bajo control de Hamás, y Cisjordania, territorio de Fatah.

Con Haniya Hamás se ha vuelto más pragmático. El grupo está al frente de Gaza desde 2007 y después de diez años de bloqueo y tres guerras aumenta la presión en torno a unos islamistas incapaces de romper el bloqueo impuesto por Israel y Egipto. En mayo reconocieron por primera vez desde su fundación las fronteras de 1967 y mostraron cierto alejamiento de los Hermanos Musulmanes.

Fatah: Los herederos de Yaser Arafat
La facción liderada por el actual presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, fue fundada por Yaser Arafat en los años cincuenta y durante años concentró en sus manos la causa palestina. Con el paso de los años pasó de negar la existencia del Estado judío a admitir su derecho a existir y sus líderes son los encargados de defender en los procesos negociadores la solución de los dos Estados en base a las fronteras de 1967.

Desde la muerte de Arafat en 2004 fueron perdieron popularidad en las calles y en 2006 perdieron las últimas elecciones generales a favor de Hamás. Pese a ello, cuentan con el apoyo de la comunidad internacional, mantienen un acuerdo de seguridad con Israel y gobiernan en Cisjordania. Es un movimiento laico y nacionalista y en estos últimos años, ha renunciado a la lucha armada a favor de la negociación política como medio para obtener la paz con Israel y llegar a la formación del Estado palestino. Cansados de no obtener progresos en la negociación directa, la apuesta de Fatah pasa hoy por la internacionalización del conflicto para intentar que desde las esferas internacionales se presione al Estado judío. Abás tiene 82 años y no hay un claro sucesor al frente de un partido desgastado por los años en el poder, las fuertes divisiones internas y las constantes acusaciones de corrupción.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: