Descontento entre los usuarios de Metro de Madrid tras la reapertura de la Línea 5

SARA RÍOS

  • Suciedad en las estaciones, falta de aire acondicionado en los vagones o la poca frecuencia entre trenes han sido las críticas más frecuentes en redes sociales.
  • Metro de Madrid ha aclarado a ’20minutos’ que las obras de este verano no incluían la reforma de los accesos ni de las estaciones, ya que forman parte de otros planes.
  • Es la cuarta línea de la red de Metro que más viajeros transporta al año.
  • La L5 de Metro de Madrid reabrió este domingo 3 de septiembre.

Después de 62 días de obras, la reapertura de la Línea 5 de Metro de Madrid, que volvió a funcionar desde el pasado domingo, no convence a los usuarios del suburbano, que han mostrado un descontento general ante la “modernización integral” anunciada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Suciedad en las estaciones, vagones sin aire acondicionado, falta de accesos para personas con discapacidad y las pocas frecuencias entre los trenes han sido las críticas más habituales. “Dos meses de obras para convertir la Línea 5 en una sauna. Metro de Madrid, por favor, el aire acondicionado aún es necesario”, escribía en Twitter Elisa, una usuaria del suburbano madrileño.

Los problemas en la climatización de los vagones han hecho que muchos se preguntaran para qué habían sido las obras de mejora. “Primer día de la Línea 5 y estamos parados en Callao con un calor infernal en el vagón. ¿Obras de mejora de qué?”, decía con ironía otro viajero.  Un portavoz de la compañía ha lamentado las quejas y ha insistido en que “todos los trenes de Metro tienen aire acondicionado, aunque en ocasiones pueden fallar”. Otro inconveniente ha sido la falta de limpieza en los andenes de algunas estaciones donde, tal y como ha podido comprobar 20minutos, se apreciaba el polvo acumulado en suelo y escaleras durante estos dos meses de trabajos y manchas en paredes.

En cuanto a la mejora de accesos para personas con movilidad reducida, otra de las demandas criticadas por los usuarios, Metro de Madrid ha indicado a este diario que no formaba parte del proyecto que obligó a cerrar la línea en verano, sino que está incluido en el denominado Plan de Accesibilidad, proyectado para 29 estaciones. Es el caso de la céntrica parada de Gran Vía, que no cuenta con ascensores para bajar a los andenes, y no está prevista la instalación de los mismos hasta 2018.

En redes sociales, la reapertura de la Línea 5 ha sido uno de los temas más comentados entre los ciudadanos de Madrid. La cuenta de Twitter @SufridoresMetro, conocida por denunciar el estado de la red del suburbano, se ha dedicado a recopilar durante estos días numerosas opiniones al respecto.

Esta línea, que atraviesa la capital de suroeste a noreste, es una de las más antiguas de la red de Metro de Madrid, ya que se inauguró el 6 de junio de 1968, y la cuarta que más viajeros transporta en la actualidad, por detrás de las líneas 6, 10 y 1. Si el año pasado el suburbano registró un total de 584,84 millones de viajes, hasta 64,7 millones de traslados se realizaron solo en la L5.

La renovación de esta línea ha supuesto una inversión de 66,5 millones de euros, según la información facilitada por el Gobierno regional. Los trabajos arrancaron el 3 de julio y la fecha de apertura se fijó para el 3 de septiembre para coincidir así “con la vuelta de las vacaciones de la mayoría de los madrileños”.

Pese a “cumplir los plazos establecidos” en la reapertura de la línea, que une la Casa de Campo con Alameda de Osuna, cuatro de sus 32 estaciones todavía están en obras: Aluche, Suanzes, Torre Arias y Canillejas. “Faltan remates por acabar, pero están prácticamente terminadas”, han señalado a 20minutos fuentes de Metro. Además, han explicado que se trata de otro plan de actuación distinto —denominado Plan de Remodelación de Estaciones de Metro— en el que se han invertido 60 millones de euros y que consiste en la renovación de 23 estaciones de toda la red, cuatro de ellas en la Línea 5. “Lo que se ha hecho es aprovechar el cierre de esta línea para iniciar los trabajos en estas cuatro estaciones”, han aclarado.

Una de las principales actuaciones que se han llevado a cabo este verano ha sido la sustitución del sistema de señalización ferroviaria, para modernizarlo y equipararlo al de otras líneas, así como la renovación de la catenaria. Para la Comunidad, esta remodelación “permitirá ampliar el tráfico de metro en estas vías hasta en un 44%, con el objetivo de cubrir las expectativas de demanda de viajeros de aquí a un plazo de 15 o 20 años”.

Asimismo, se han renovado las instalaciones de alumbrado de túnel para que sea totalmente independiente y adaptado a las normativas de seguridad en vigor. A partir de ahora cuenta con tres tipos de alumbrado: normal, de socorro y emergencia.

También se ha instalado un sistema de radiotelefonía —llamado TETRA— que se usa en servicios considerados “críticos” por su relevancia. Permite trabajar a grupos de usuarios en redes privadas de comunicación. También se ha renovado los centros de tracción de Ruben Darío y Quintana, que forman parte de la red de alimentación ferroviaria de la línea.

Además, el Ejecutivo autonómico anunció la semana pasada que invertiría otros 20 millones de euros en la modernización de la flota de trenes que circulan por esta línea.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: