Dimite el primer ministro de Jordania en plena crisis de la subida de los impuestos

El primer ministro de Jordania, Hani al Mulki, ha presentado este lunes su dimisión al rey Abdalá II de Jordania en el marco de la crisis en el país a raíz de la subida de los impuestos sobre los combustibles y la electricidad. Fuentes cercanas al primer ministro han señalado que Al Mulki ha presentado su dimisión durante el consejo de ministros celebrado a primera hora del día, tal y como ha recogido el diario local «Al Dustur».

Al Mulki ha realizado el anuncio poco después de reunirse con el monarca. Varios medios locales habían recogido que Abdalá II iba a pedir al primer ministro su dimisión para intentar atajar las protestas de los últimos día
s. Inmediatamente después de la dimisión de Al Mulki, el rey ha publicado un decreto nombrando a Omar al Razaz como jefe del nuevo Gobierno, según ha informado el citado diario.

El Parlamento jordano reclamó el domingo al monarca que dé «luz verde» a una sesión extraordinaria para acabar con la crisis desatada en el país tras la subida de los impuestos, una medida reclamada por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los senadores han sugerido que, dado a que el proyecto de ley no contaba con la mayoría de votos a favor en la Cámara de Representantes, los diputados podrían rechazar la medida y dejarla en manos del Senado, que tampoco le daría ‘luz verde’.

El presidente de la Cámara Baja, Atef Tarauné, realizó una propuesta similar al monarca jordano y señaló que el número de diputados que rechazan ahora la medida ha ascendido a 90. Además, manifestó que rechazar la medida es lo correcto para acabar con las protestas. Por su parte, el presidente del Senado, Faisal Fayez, destacó la «importancia de iniciar un diálogo comprensivo a nivel nacional sobre la ley en cuestión para lograr hacer frente a los desafíos y abordar las demandas de las diferentes clases sociales del país».

Las protestas se han reproducido en varias ciudades jordanas a pesar del acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los sindicatos para seguir negociando sobre este contencioso y sobre la nueva ley de funcionarios. La subida de la electricidad era del 23,5 por ciento y la de los derivados del petróleo alcanzaba entre el 4,5 por ciento y el 5,5 por ciento. El Gobierno justificó la medida por el aumento del precio del crudo en los mercados internacionales.

El Ejecutivo retiró en enero los subsidios al pan, lo que dobló los precios en un país en el que ocho millones de personas hacen frente a un desempleo y unas tasas de pobreza crecientes.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: