Duro golpe de una embajadora a Trump en el «impeachment»

Una embajadora a la que despidió sin miramientos en mayo le ha asestado un duro golpe a Donald Trump al testificar en el Capitolio que este la castigó por negarse a participar en una campaña para perjudicar al candidato demócrata Joe Biden. Desafiando a la Casa Blanca, la veterana diplomática Marie Yovanovich acudió este viernes al Capitolio a testificar ante la comisión que ha abierto el proceso de ‹impeachment› contra el presidente.

Según ha testificado Yovanovitch, Trump está sometiendo a graves presiones a los diplomáticos de carrera en EE.UU. «Me resulta increíble que el Gobierno retirara a un embajador por declaraciones infundadas o falsas, efectuadas con intenciones dudosas. Aún peor, todo esto ocurrió durante una época muy difícil en las relaciones bilaterales, justo cuando tomó el poder un nuevo presidente en Ucrania», dijo.

Con 30 años de carrera, Yovanovitch fue embajadora en Ucrania entre agosto de 2016 y mayo de 2019. Fue despedida porque, según le comunicaron sus superiores, Trump había perdido la confianza en ella. Por aquel entonces, el abogado personal del presidente, Rudy Giualini, intentaba que el nuevo gobierno de Ucrania abriera una investigación sobre un hijo de Biden, Hunter, por su trabajo para una empresa energética de ese país.

Los demócratas creen que Trump encargó a Giuliani que Ucrania abriera una investigación a Biden porque este lidera las encuestas sobre las primarias demócratas para las presidenciales de 2020. El mes pasado, la Cámara de Representantes abrió el proceso de «impeachment», que si prospera deberá decidirse como un juicio político en el Senado.

«Con respecto al señor Giuliani, sólo tuve contactos mínimos con él, creo que en tres ocasiones solo. No sé por qué me ha atacado. Pero varios socios del señor Giuliani nombrados en la prensa creían que mi postura frente a la corrupción en Ucrania era perjudicial para sus negocios», dijo Yovanovitch en el Capitolio, en una durísima acusación al abogado personal del presidente, que también ha sido citado a testificar en esta investigación.

La embajadora mantiene que fue despedida por defender los intereses de EE.UU. y no los de Trump. En una llamada que mantuvo el 25 de julio con el nuevo presidente de Ucrania, Volodimir Zelenskyi Trump se jactó de haber despedido a la embajadora porque «era mala, con contactos con gente también muy mala», según figura en una transcripción oficial. Yovanovitch cree que al presidente le molestaban sus gestiones para combatir la corrupción en Ucrania.

El testimonio de Yovanovicth es un duro golpe para la estrategia de defensa del presidente porque este ha anunciado que no cooperará con la investigación. De hecho el martes la Casa Blanca prohibió testificar al embajador de EE.UU. ante la Unión Europea, Gordon Sonland, que fue parte central, junto con Giuliani, de las presiones a Ucrania. De momento, el único diplomático que ha comparecido en el Capitolio es Kurt Volker, dimitido recientemente como enviado especial para el conflicto en Ucrania.

Los demócratas quieren votar el «impeachment» antes de final de año, pero con su estrategia Trump está abocando el proceso a los juzgados, con el objetivo de demorarlo al menos hasta después de las elecciones presidenciales en las que se juega su reelección dentro de un año.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: