EE.UU. dejará de compartir inteligencia con los países que usen Huawei

El Gobierno estadounidense dejará de compartir información crítica de inteligencia con aquellos socios de la OTAN —incluida España— que recurran a la empresa china Huawei para el equipamiento tecnológico necesario en el desarrollo de la conexión de telefonía e internet 5G. Según dijo este jueves el ministro estadounidense de Exteriores, Mike Pompeo, «EE.UU. ha advertido a sus socios de que si los riesgos son mayores que los beneficios, simplemente dejaremos de compartir información”.

Las distintas operadoras telefónicas españolas están implantando progresivamente la tecnología 5G y en su gran mayoría estas están recurriendo a Huawei para ello. Esta marca china ofrece, ante todo, precios muy competitivos. Según explicó este jueves Pompeo en una rueda de prensa posterior a la reunión ministerial de la OTAN, la preocupación de EE.UU. obedece a que las empresas chinas «están intrínsecamente unidas a sus gobiernos, de tal modo que pueden acabar actuando al dictado de ellos».

El ministro español de Exteriores también participó en la reunión y confirmó después que el uso de tecnología china en Europa centró una buena parte de la discusión, mantenida a puerta cerrada. «China ha estado por primera vez sobre la mesa», dijo Josep Borrell después en declaraciones a la prensa. Preguntado previamente, el ministro había dicho que el papel de Huawei en una posible agresión digital preocupa al Gobierno español, pero no anunció cuáles son sus planes para eludirla.

Posibles represalias
El Gobierno norteamericano ha prohibido a las operadoras nacionales que reciben fondos públicos a que compren tecnología a empresas chinas, lo que supone un veto en toda regla. En Europa, aparte de España son varios los países que están permitiendo la compra de equipamiento de Huawei, incluidos Reino Unido, Alemania, Francia y Polonia.

Especialmente preocupante para EE.UU. es el uso de tecnología móvil Huawei en países donde tiene presencia militar, como Alemania o España, porque en sus bases se accede a redes clasificadas de inteligencia que, de este modo, corren el riesgo de ser infiltradas por las autoridades chinas. En pasados meses, altos funcionarios del Pentágono han explicado a homólogos suyos en países aliados de la OTAN los riesgos que conlleva el uso de esa tecnología china y han advertido de posibles represalias como la que finalmente anunció este jueves Pompeo.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: