El 32,4% de los trabajadores de Barcelona llega a duras penas al mileurismo

20MINUTOS.ES/AGENCIAS

  • En el caso de los menores de 30 años, el porcentaje se eleva hasta el 64,7%.
  • Los empleados de Madrid y Barcelona son los que reciben los salarios más altos, de 30.000 euros anuales de media.

Un análisis de la distribución salarial en Barcelona realizado por el Departament d’Estudis del Gabinet Tècnic de Programació del Ajuntament revela que el 32,4% de los empleados de Barcelona llega como máximo al mileurismo (mil euros netos). En el caso de los menores de 30 años, el porcentaje se eleva hasta el 64,7%.

Los sueldos analizados entre los años 2010 y 2015 (abarcando el periodo final de la crisis económica y el inicio de la recuperación) corresponden al salario bruto anual percibido por los residentes en la ciudad de Barcelona.

Paradójicamente, los empleados de Madrid y Barcelona son los que reciben los salarios más elevados, de una media de 30.000 euros anuales. En las otras siete grandes ciudades españolas, los residentes reciben sueldos medios de entre los 20.000 y los 25.000 euros.

Zaragoza es la capital con una menor desigualdad salarial, debido a que los sueldos bajos son relativamente altos. En cambio, la ciudad más desigual es Madrid  y Barcelona se encuentra en la zona alta de la clasificación.

Así las cosas, el salario medio de los trabajadores residentes en Barcelona es de 28.861 euros brutos anuales (datos de 2015), un 23,7% por encima de la media. La mitad de los asalariados barceloneses ganaron menos de 22.676 euros brutos anuales ese mismo año.

La brecha salarial entre hombres y mujeres se ha reducido ligeramente entre 2010 y 2015 y los salarios medios se redujeron en un 6,5% en términos reales.

La dispersión salarial entre los que ganan más y los que ganan menos aumentó un 4,8%, según el estudio, que concluye que los puestos de trabajo creados durante la recuperación económica no han logrado el nivel de remuneración ni estabilidad de los destruidos durante la crisis y que ha habido un empeoramiento de la distribución, según el director del Gabinete Técnico de Programación, Ramon Canal.

Los hombres cobran un 22% más que las mujeres

Ha aumentado considerablemente la brecha salarial intergeneracional, pero ha disminuido ligeramente la brecha entre hombres y mujeres: ellos cobran un 22% más (antes era un 26% más) y se agrava con salarios elevados, pero esta reducción se debe a que muchos hombres han visto empeoradas sus condiciones laborales, ha explicado.

Canal ha criticado que parte de la situación de desigualdad es “fruto de una reforma laboral” que ha aumentado la temporalidad y ha empeorado las condiciones de negociación, y ha recordado que el Ayuntamiento trabaja para avanzar hacia un sueldo mínimo de 1.000 euros netos. 

Ha defendido que el Ayuntamiento ya impulsa este salario mínimo mediante la contratación municipal y que aborda el asunto con agentes sociales, ya que cobrar menos de 1.000 euros no sólo perjudica al trabajador, sino que es negativo “para la economía en general”.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: