El empresario Briatore funda un partido para «salvar a Italia»

El casi infinito y variopinto escenario de la política italiana se enriquece con un nuevo partido de un personaje singular: El explayboy y empresario Flavio Briatore, de 69 años, está hoy de actualidad por un doble motivo: la fundación de su partido y el conflicto amoroso con su exmujer, la exmodelo y presentadora televisiva Elisabetta Gregoraci (39), con la que tuvo su hijo Nathan Falco (9).

Flavio Briatore, empresario de éxito conocido como Mr. Billionaire, anunció hace unas semanas, en plena crisis de gobierno en Italia, el nacimiento de un nuevo partido: «Il Movimento del fare» (El Movimiento de hacer), descrito como «una propuesta fuerte y concreta». En su presentación, aseguró que estaba seguro de contar con muchos profesionales y empresarios que comparten sus ideas, todos unidos en un solo objetivo: «Salvar Italia, nos pondremos a disposición y a trabajar por amor de nuestro país. Y lo haremos completamente gratis», afirmó Briatore. El empresario es un torrente de propuestas, pero fijó, entre otras, estas prioridades: «Drástica reducción del impuesto al trabajo, iniciar grandes obras de construcción, reforma de la justicia, abolición de la renta de ciudadanía, trabajo a los jóvenes y promoción del turismo como excelencia de Italia».

En la órbita de Renzi
Briatore, que acabó en las páginas de sucesos por delitos fiscales, de los que fue absuelto en una sentencia del Tribunal Supremo en septiembre 2018, dijo que daba «un paso al frente en un momento especialmente crítico para el país». Conocida es la amistad de Briatore con Silvio Berlusconi (83 años). Pero hoy se siente más cercano a Matteo Renzi, el exlíder del Partido Democrático y exalcalde de Florencia. Coincide con muchas de las ideas liberales-reformistas del nuevo parido de Renzi, «Italia viva». Renzi y Briatore tienen además un amigo común: Luciano Presta, importante representante de estrellas del espectáculo y personajes televisivos, un hombre clave en la comunicación e imagen de Renzi.

Enfurecido con su ex
Briatore tendrá que demostrar ahora en política sus dotes de eterno seductor. Pero, de momento, le quita el sueño su exmujer Elisabetta Gregoraci. Después de un matrimonio de diez años, la exmodelo inició una nueva historia de amor con el empresario Francesco Bettuzzi, de 41 años, fundador y director de una marca de cosméticos, Pure Herbal, de la que es testimonial la Gregoraci.

En el verano pasado surgió el rumor de que la relación entre Bettuzzi y la bella Gegoraci –la pareja nunca oficializó su noviazgo, aunque hicieron pareja fija en el último año- había entrado en crisis y que Briatore podía intentar volver con la madre de su hijo. Ella lo desmintió de forma tajante: «No volveré con Briatore», dijo la exmodelo.

De todas formas, las aguas parecían calmadas. Pero ahora se demuestra que no pueden estar más revueltas. El semanario «Oggi» afirma que Elisabetta Gregoraci «tiene el corazón decididamente inquieto, con un lío amoroso detrás de otro, lo que ha puesto furioso a Briatore», por el perjuicio que puede ocasionar al hijo Nathan Falco. Después de su breve historia con el empresario Betuzzi, Gregoraci ha volado al calor de Dubai con un nuevo y misterioso acompañante. Según “Oggi”, Flavio Briatore se habría indignado por ese continuo flirteo, hasta el punto de recurrir a su abogada, Annamaria Bernardini De Pace, famosa jurista experta matrimonialista. El objetivo de Briatore es verificar la situación y «frenar las exuberancias» amorosas de su exmujer, porque a su juicio podría perjudicar de alguna forma a su hijo Nathan Falco.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: