El exfutbolista George Weah toma ventaja en las elecciones de Liberia

El sueño de la leyenda del fútbol, George Weah, de convertirse en presidente de su país, Liberia, está un poco más cerca de hacerse en una realidad. Todavía es pronto para cantar victoria, sin embargo, los primeros recuentos indican que tiene una ligera ventaja frente a su máximo rival, el vicepresidente Joseph Boakai.

Según de la Comisión Nacional de Elecciones (NEC), Weah estaría por delante en 11 de los 15 condados del país. Por su parte, Boakai lidera en un condado y es el segundo en la mayoría de los demás. Sin embargo, estos datos deben cogerse con cautela debido a que todavía faltan por contar más de la mitad de los votos. La comisión electoral tiene hasta el 25 de octubre para emitir los resultados definitivos y anunciar una segunda vuelta si fuera necesario, es decir, si ninguno de los candidatos llega al 50% de los votos. De ser así, ésta podría celebrarse el próximo 7 de noviembre.

El vencedor de estas elecciones históricas sucederá a Ellen Johnson Sirleaf, la primera presidenta electa de África y galardonada con el Premio Nobel de la Paz. Sirleaf, de 78 años, dejará el cargo en enero de 2018 tras dos mandatos de 6 años, el máximo permitido en este país. La presidenta se mostró satisfecha de cómo se había desarrollado la jornada electoral.

Sin embargo, uno de los candidatos más fuertes Charles Brumskine, líder del Partido de la Libertad (Liberty Party), denunció irregularidades y amenazó anoche con emprender acciones legales si la NEC no actuaba. Por su parte los observadores internacionales no identificaron ningún problema relevante en la votación del martes, que sí tuvo pequeños incidentes propios de la desorganización.

Cerca de 2.2 millones de liberianos se registraron para escoger, entre veinte candidatos, al nuevo presidente del país y a los 73 diputados de la Cámara de Representantes (de entre 986) . La votación se llevó a cabo, por primera vez, sin la ayuda de la ONU, que se retiró del país africano hace dos años. La comunidad internacional contribuyó decisivamente a la paz y el mantenimiento de ésta en Liberia. Se trata, por tanto, de unas elecciones históricas no sólo para los liberianos, sino también para la comunidad internacional, particularmente para la región del sur de África.

Weah y la exmujer de Charles Taylor
Estas elecciones, cuya participación fue excepcionalmente alta, son una prueba crucial para la estabilidad de Liberia, la república moderna más antigua de África que fue fundada por esclavos estadounidenses liberados en 1847. A pesar de este dato, su última transferencia de poder democrática fue en 1943.

Sirleaf asumió el poder en 2006, después de que su predecesor, Charles Taylor, fuera forzado a abandonar el cargo por los rebeldes en 2003, poniendo fin a la Segunda Guerra civil del país (1999-2003). Fue entonces cuando Weah decidió decidió ingresar en política. En 2005 se presentó como candidato a presidente del país con la Coalición para el Cambio Democrático (CDC) pero perdió en la segunda vuelta ante la Premio Nobel de la Paz (2011) y licenciada en Harvard, Ellen Johnson Sirleaf. Seis años después, se postuló como vicepresidente de su partido pero Winston Tubman tomó dicho cargo. En 2014, el exfutbolista ganó un asiento en el senado. La falta de formación siempre ha sido un hándicap para esta leyenda del fútbol africano. Sin embargo, esta vez está convencido de sus posibilidades. Y para ello ha elegido a la ex esposa de Taylor, Jewel Howard Taylor, como su compañera de candidatura, una decisión que despertó mucha controversia especialmente en el país vecino. Sin embargo, el primer futbolista africano nombrado Mejor Jugador del Año de la FIFA(1996) afirma no tener ninguna relación personal con Charles Taylor y defendió en una entrevista la capacidad de su compañera en el Senado para ayudarle a dirigir el país.

«No tengo una conexión personal con Charles Taylor, pero sus familiares no son mis enemigos. Tengo familia en Sierra Leona, y me encanta la gente de éste país. Lo que pasó durante la guerra, pasó. Creo que todos los que participaron en la guerra civil estaban equivocados, pero al final del día, tenemos que fomentar la paz. Soy un hijo de África, y no creo que haya un país en particular que sea mejor que el otro. Todos lamentamos lo que sucedió», declaró la exestrella de fútbol al medio local DW.

Actualmente Taylor está cumpliendo una condena de prisión de 50 años en el Reino Unido por crímenes de guerra relacionados con el conflicto de Sierra Leona.

Una felicitación que llega demasiado temprano
Sin conocerse todavía los resultados definitivos, el entrenador de Arsenal FC, Arsene Wenger, felicitó ayer, por error, a su exjugador George Weah al pensar que éste ya había ganado las elecciones presidenciales de su país. “Quisiera felicitar a uno de mis ex jugadores, que se convirtió en presidente de Liberia. No es frecuente que tengas un exjugador que se convierta en presidente de un país. Bien hecho, Georgie”, declaró ante los periodistas. De hecho, la prensa local le da como vencedor desde ayer por la noche, de ahí la confusión de Wenger.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: