El Fiscal estudia actuar contra Clinton por la «trama rusa»

La filtración de que el Departamento de Justicia sopesa abrir una investigación oficial contra Hillary Clinton, por sus presuntos vínculos con Rusia, ha abierto un nuevo frente de polémica en Estados Unidos. Ayer, el director del departamento, el fiscal general, Jeff Sessions, no fue del todo explícito, alegando que «dependerá de si los hechos son suficientes como para hacerlo». El estudio que lleva a cabo su departamento para tomar una decisión llega después de que el presidente Trump, en diversos tuits, reclamara una actuación contra la Fundación Clinton.

Para muchos, la iniciativa planteada por el inquilino de la Casa Blanca no pretende sino extender un velo sobre la investigación de la llamada trama rusa, una forma de ampliar las responsabilidades a la que fuera su rival electoral. Ayer, los senadores demócratas advirtieron a Sessions de la posibilidad de cometer «un delito de obstrucción a la Justicia, si la decisión obedece al requerimiento de un presidente que está siendo investigado».

El intercambio verbal se produjo durante la comparecencia del fiscal general en el Comité de Inteligencia de la Cámara alta. En su declaración, la segunda para aclarar su participación en una presunta connivencia del equipo de campaña republicano con Putin, Sessions dijo haber sugerido a Trump no reunirse con el presidente ruso. Respondía así a un requerimiento sobre uno de los asesores del candidato republicano, George Papadopoulos, quien confesó hace unas semanas al FBI haber sugerido un encuentro durante el proceso electoral. Sessions, que inicialmente dijo no recordar los contactos rusos de quien actuaba como uno de los consejeros de política exterior del equipo de Trump, posteriormente reconoció que las noticias publicadas en prensa le habían refrescado la memoria.

El ahora fiscal general, que precisamente se recusó en la investigación de la trama rusa poco después de tomar posesión, después de ocultar al Senado sus contactos con cargos rusos durante la campaña electoral, atribuyó algunas de sus confusiones a la «caótica» campaña.

Las preguntas de los senadores apuntaban a la recientemente destapada conexión de Papadopoulos con supuestos intermediarios del Kremlin. El asesor de campaña de Trump reconoció haber intercambiado mensajes y mantenido una reunión con un profesor de origen maltés afincado en Londres, Joseph Mifsud, en la que le presentó a una misteriosa joven rusa. Olga Vinogradova, que aseguró ser la sobrina de Putin, le propuso el encuentro con Trump.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: