El hallazgo de un cadáver pondría fin al caso de Santiago Maldonado en Argentina

Falta la confirmación oficial, pero todo parece indicar que el cuerpo descubierto en el río Chubut es el de Santiago Maldonado, el activista y artesano al que Argentina buscaba, desesperadamente, desde hace dos meses y medio, tras su desaparición en circunstancias extrañas.

De 28 años, Maldonado, según un grupo de mapuches rebeldes que ocupa una finca de Benetton, fue visto por última vez encapuchado, junto a ellos, cuando entre todos cortaban el paso de una carretera en la provincia patagónica de Chubut. La intervención de fuerzas de Gendarmería, el 1 de agosto, dispersó al colectivo y a partir de ese momento comenzó la historia trágica de un hombre convertido en símbolo y arma política arrojadiza contra el Gobierno de Mauricio Macri.

Un grupo de buzos especializado, acompañado de perros adiestrados para olfatear restos cadavéricos en el agua, localizó el cadáver el martes. Gustavo Lleral, el nuevo juez que investiga el caso, tras la caótica instrucción del anterior, acordonó la zona, y convocó a la familia de Santiago Maldonado, con mejor relación con este magistrado que con el anterior. En un comunicado la familia advirtió que «no es posible establecer la identidad ni las causas de la muerte» del fallecido y pidió que «se respete el difícil momento» que atraviesan.

Manifestación en Buenos Aires para reclamar la aparición de Santiago Maldonado

Afp
En efecto, el estado del cuerpo no permite una identificación inmediata pero, según diferentes informaciones, todavía llevaba parte de la ropa que presuntamente tenía puesta el joven el día de su desaparición.

Los análisis de adn arrojarán el resultado definitivo sobre la identidad del cadáver y si, como los indicios parecen indicar, se trata de Maldonado, se habrá puesto fin a la teoría de la desaparición forzada (hábito sistemático de la dictadura militar) con la que sectores identificados con el kirchnerismo trataron de identificar al Gobierno de Macri. Pero el caso no estará resuelto. Las preguntas sobre cómo y dónde, exactamente, murió Maldonado deberán tener respuesta.

La pedrada de un gendarme
Un gendarme, tras semanas de silencio, reconoció que durante la operación para desalojar la carretera persiguió a uno de los manifestantes cerca del Río y le lanzó una pedrada que le habría dado en la cabeza mientras huía a la carrera. Si el impacto fue el causante de la muerte y en efecto es Santiago Maldonado el fallecido, se sabrá una vez que se realice la autopsia en Buenos Aires.

El hallazgo del cuerpo se produjo en el tercer peinado de la zona, pero en un emplazamiento que, supuestamente, no había sido rastreado por los buzos. Su localización, como todo lo que rodea este caso, genera suspicacias. Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de La Paz y ex detenido desaparecido durante la última dictadura militar (1976-83) se preguntó si el cuerpo fue «plantado», esto es, colocado recientemente y anticipó que el hallazgo del mismo va a «tener impacto» en las elecciones legislativas (parciales) del domingo. «Algunos partidos políticos -añadió- van a intentar sacar rédito de todo esto».

Tanto el oficialismo como el resto de los partidos de la oposición suspendieron las actividades de campañas previstas por respeto ala familia. Por su parte, ONG agrupadas en la organización Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia, convocaron a una manifestación esta tarde en Plaza de Mayo a la que Pérez Esquivel no se sumó.

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, se desplazó al lugar de los hechos en cuanto tuvo conocimiento del hallazgo del cuerpo. Una vez allí, encapuchados -presuntamente miembros del colectivo que se declara mapuche y ocupan las tierras de Benetton-, apedrearon el vehículo en el que se encontraba así como otros de efectivos de seguridad.

«Vinimos a Esquel (ciudad chubutense próxima a la zona) para ponernos a disposición de la familia y el juez ante la noticia del hallazgo de un cuerpo. En la entrada del lof (la finca) fuimos insultados, intimidados y atacados por encapuchados que salieron del lugar… Destruyeron los vehículos y nos hicieron subir a los mismos. Luego, nos apedrearon nuevamente poniendo en riesgo nuestras vidas. Seguiremos trabajando por un país en paz y sin violencia», escribió en las redes sociales.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: