El hijo y la esposa de Pablo Escobar, investigados por vincular a un narcotraficante y un empresario argentino para blanqueo de dinero

María Isabel Santos y Sebastián Marroquín, antes María Victoria Henao y Juan Pablo Escobar
, son hoy investigados por las autoridades argentinas por presuntamente facilitar el vínculo entre el narcotraficante José Bayron Piedrahita Ceballos y el empresario argentino Marco Corvo Dolcet en febrero del 2011.

El escándalo surge a partir de un documento que incautó la Justicia Federal argentina en el allanamiento de una tradicional cafetería en Buenos Aires en el marco de una investigación que se está llevando a cabo sobre de narcotráfico y blanqueo de dinero. Este local llamado El Café de los Angelitos, fue fachada de Piedrahita para circular y organizar su dinero.

El documento, revelado por el Diario El Clarín de Argentina, ahora en posesión de las autoridades de este país, involucra al hijo y a la esposa del narco colombiano Pablo Escobar en un negocio hecho con el dinero de Piedrahita Ceballos, narcotraficante vinculado con el cartel de Medellin, Cali y Norte del Valle, quien fue detenido en Colombia y extraditado a Estados Unidos.

«La señora María Isabel Santos y Sebastián Marroquín por una parte y, por la otra, Mateo Corvo Dolcet, extienden el presente documento a efectos de dar por cumplidas promesas recíprocas resultantes de la presentación del señor José Piedrahita como inversor del proyecto inmobiliario que Corvo Dolcet lleva adelante».

Según este documento, Santos y Marroquín presentaron al narco colombiano y al empresario argentino por lo que recibieron «una comisión del 4,5% del total de la inversión realizada», la cual habría sido paga el 15 de febrero de 2011. El documento estaría firmado por los familiares de Pablo Escobar.

Mateo Corvo Dolcet, el abogado y empresario argentino, ha sido investigado por blanqueo de dinero en proyectos inmobiliarios en Argentina del Grupo MCD Inversiones y Representaciones, del cual es el presidente. Actualmente se encuentra detenido y procesado por el lavado de entre 10 y 15 millones de dólares.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: