El Papa se manifiesta contra el traslado de la embajada norteamericana a Jerusalén

En tono grave y preocupado, el Papa Francisco ha manifestado este miércoles su oposición neta al traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, advirtiendo de las desastrosas consecuencias que pueda tener en un mundo con un exceso de guerras.

Durante su encuentro con los peregrinos venidos a la audiencia general, el Santo Padre ha manifestado «no poder callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días», y dirigido «un ferviente llamamiento para que todos se comprometan a respetar el ‘status quo’ de la ciudad de Jerusalén, en conformidad con las pertinentes resoluciones de Naciones Unidas».

Evitando mencionar explícitamente el plan de Donald Trump, el Papa ha recordado que «Jerusalén es una ciudad única, sagrada para los judíos, cristianos y musulmanes, quienes veneran allí los Lugares Santos de las respectivas religiones, y que tiene una vocación especial a la paz».

Francisco ha pedido «que se respete y refuerce esa identidad, para bien de la Tierra Santa, de Oriente Medio y del mundo entero».

En una referencia clara al anuncio inminente de traslado de la embajada norteamericana, el Papa ha pedido «que prevalezca la sabiduría y la prudencia, para evitar añadir nuevos elementos de tensión a un panorama mundial convulso y marcado por tantos conflictos crueles».

La Santa Sede ha estado siempre a favor de la solución de «dos Estados» y se ha opuesto una y otra vez a la construcción de viviendas para colonos israelíes en los territorios palestinos ocupados, así como al levantamiento del muro divisorio, que en buena parte ha sido construido dentro del territorio de la Autoridad Palestina.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: