El temporal devasta zonas de Italia: 12 muertos en Sicilia al desbordarse un río

El temporal que desde hace una semana ha azotado Italia causa también una tragedia. El río Milicia se desbordó en la provincia de Palermo (Sicilia) e inundó una casa en Casteldaccia, causando la muerte de nueve personas, miembros de dos familias, entre ellos dos niños de uno y tres años y un adolescente de 15. Dos abuelos, hijos y nietos murieron por la furia del agua y el fango que sumergieron la casa.

De los diez que allí se encontraban,
solo un familiar se salvó subiéndose a un árbol.
Las dos familias habían alquilado la casa, a 300 metros del río, para pasar unos días de vacaciones. Giuseppe Giordano, 35 años, el superviviente al subirse al árbol, desesperado al asistir impotente a la tragedia de toda su familia, se ha preguntado entre lágrimas «por qué nadie les avisó del riesgo que corrían». También en Sicilia hubo otras tres víctimas. El trágico balance tras una semana de temporal en Italia es de 27 víctimas y graves daños.

Se indaga por abusos en la construcción
La fiscalía de Termini Imerese (Sicilia) ha abierto una investigación para «valorar si las casas afectadas por el desbordamiento del río Milicia fueron c
onstruidas respetando las leyes y las necesarias autorizaciones. Tras las primeras inspecciones, sobrevolando la zona, algunas construcciones parece que no respetan las reglas, porque están a menos de 150 metros del cauce, el límite impuesto por la normativa», ha afirmado el fiscal Ambrogio Cartosio.

«Escenas de apocalipsis»
La zona más devastada es el nordeste de Italia. Tras sobrevolar la región de Véneto en helicóptero, el jefe nacional de la Protección Civil, Angelo Borrelli, manifestó que había visto «escenas de apocalipsis» por la devastación causada por l

luvias torrenciales y vientos de 180 kilómetros por hora. Algunas zonas quedaron aisladas. Unas 10.000 personas no disponen de luz ni teléfono. Y en los Dolomitas, la cadena de montañas que abarca las provincias de Udine, Belluno, Bolzano, Trento y Pordenone, han desaparecido 200 kilómetros de carreteras, inundadas de fango y árboles. «Peor que la guerra. Hace 100 años, la Primera Guerra Mundial no arrasó nuestros árboles, como ha hecho ahora el viento», ha lamentado el alcalde de Asiago (Vicenza), Roberto Rigoni. Le hace eco la teniente coronel del Cuerpo Forestal, Paola Favero: «Es verdad, esto ha sido peor que un bombardeo». El jefe de la Protección Civil ha destacado que serán necesarios 20 años para reconstruir esta devastación.

El cambio climático da miedo
Reinhold Messner, reciente Premio Princesa de Asturias, ha analizado así en el diario «La Stampa», algunas causas del desastre: «La naturaleza no logra ya seguir el cambio climático». El presidente de la región Véneto habla de riesgo de despoblación de la montaña. En realidad, su Veneto ya se despobló hace medio siglo en busca de trabajo. «Las tierras altas tienen propiedades demasiado divididas y por esto es difícil tener una economía agrícola que pueda contener», ha afirmado Reinhold Messner. El célebre alpinista ha concluido con cierto pesimismo: «A este paso dentro de veinte años nadie podrá vivir en la montaña. El cambio al que asistimos da miedo. Es tiempo de ayudar a la naturaleza, al planeta, a nosotros mismos».

Abusos en construcciones
Siempre que se produce una catástrofe natural en Italia se plantea los graves riesgos hidrológicos que corre el país, problemas agravados por el abuso de construcciones ilegales. Se edifican casas sin los oportunos permisos en lugares de riesgo, con la esperanza de que, antes o después, el gobierno de turno terminará por condonar la irregularidad, con el objetivo de obtener los votos de la gente beneficiada. Símbolo de ese afán abusivo es, por ejemplo, Ischia, la isla más grande del archipiélago napolitano, dividida en seis municipios, con 60.000 habitantes.

El actual vicepresidente del gobierno y ministro del Trabajo, Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas, hace un año condenaba cualquier tipo de condono, llegando a plantear este desafío: «Si encuentran un proyecto de ley mío sobre Ischia o cualquier otra región, me inscribo al Partido Democrático (PD)» –centroizquierda-. El líder del Movimiento no ha cumplido su promesa. Hoy, Di Maio, ya en el gobierno y con poder para favorecer a sus votantes, ha introducido una norma que permite un amplio condono –se presentaron solicitudes para regularizar 6.000 inmuebles- en Ischia, donde el líder del M5E, por ser de la región de Campania, a la que pertenece Ischia, cuenta con su mejor vivero de votos.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: