«Estos referendos tan solo benefician a la Liga Norte»

Una mayoría de italianos considera los referendos de Lombardía y Véneto inútiles y divisivos, porque no están bien vistos en el sur del país. Para negociar más autonomía y traspaso de competencias no es necesario organizar un referéndum. Basta con solicitar y firmar, como hizo la semana pasada la región de Emilia-Romagna, la apertura formal de una negociación con el Gobierno de Paolo Gentiloni.

Por eso, la mayoría de los analistas ven en esta consulta motivos electorales, en particular para los presidentes regionales de la Liga Norte: Luca Zaia, del Véneto, y el de Lombardía, Roberto Maroni, quien se presenta a la reelección en las elecciones locales de la primavera próxima.

El secretario general de la Liga Norte, Matteo Salvini, confía también en ver reforzada la posición del partido para las elecciones generales en esa misma fecha. «El referéndum no es inútil para la Liga Norte, sí lo es para el resto», afirma el profesor de Ciencias Políticas Roberto D’ Alimonte.

Reforma constitucional
Obviamente, Italia tiene un grave problema por su tradicional diferencia regional, entre el norte rico y el sur pobre. La renta per cápita del último es la mitad, por término medio, que en las regiones ricas del norte. «La verdadera solución a la relación entre Estado y regiones –añade el profesor D’Alimonte, de la Universidad Luiss– hay que encontrarla en una reforma constitucional de la que nadie en este momento tiene ganas de hablar» en Italia.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: