La canciller de Ecuador presidirá la Asamblea General de Naciones Unidas

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, fue elegida, este martes, presidenta de la 73ª Asamblea General de Naciones Unidas, al recibir el apoyo de 128 de 192 delegaciones. Se convierte en la primera mujer de Latinoamérica en ocupar ese cargo y la cuarta en la historia de la organización. Se impuso a la candidata de Honduras, Mary Flores.

Espinosa dedicó la elección a las mujeres que participan en política, «que se enfrentan a los ataques políticos y mediáticos marcados por el machismo y la discriminación». Y a las víctimas de violencia o que demandan acceso a la educación y un empleo de calidad. «Ojalá que la paridad avance», dijo en su discurso, al recordar que la última vez que una mujer presidió la Asamblea fue en 2006, con Haya Rashed Al Jalifa, de Baréin.

Una década es demasiado tiempo, señaló, a su turno, el secretario general António Guterres, para apuntar que «tenemos y debemos hacerlo mucho mejor», por lo que espera que la elección de la Espinosa sea un incentivo para progresar hacia la igualdad de género.

El embajador español José Moragas fue elegido como uno de los vicepresidentes de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Juicio político
La designación de la canciller fue celebrada por el presidente Moreno y el gobierno nacional, pero la oposición no va desistir del juicio político que se tramita en el Congreso y que cuenta con el apoyo de varios sectores.

Espinosa es cuestionada por incumplimiento de funciones durante la crisis en la frontera con Colombia, en la que murieron seis infantes de Marina y fueron asesinado tres periodistas; el manejo de la migración y la política exterior. «Fue más candidata que canciller», dice el internacionalista Carlos Estarellas que, al igual que otros diplomáticos, líderes de opinión e internacionalistas cuestionan su defensa al gobierno de Venezuela, su cercanía al de Nicaragua y su posición frente a Assange. Eso sí, Estarrellas reconoce que siempre es importante que Ecuador esté en esa posición.

«Ella no fue patriota en los momentos de crisis de la frontera, cuándo los familiares de los periodistas y los desaparecidos la reclamaban», dice la legisladora Cristina Reyes, una de las interpelantes; mientras el excandidato presidencial Guillermo Lasso dijo que la elección de María Fernanda Espinosa es «mala noticia para la democracia», porque se trata de una «representante del chavismo más recalcitrante, del populismo más tribal».

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: