La construcción de viviendas nuevas se recupera en València

JOSÉ LUIS OBRADOR

  • Los promotores han solicitado en siete meses 40 licencias de obra nueva al Ayuntamiento, una cifra cercana a las 50 de todo el año 2016.
  • El número de viviendas de estas promociones se sitúa en 1.270 hasta julio, muy próxima a las 1.319 del ejercicio anterior completo.
  • Patraix, Malilla y Quatre Carreres son las zonas más demandadas.

El sector de la construcción comienza a dar síntomas de una recuperación algo más vigorosa en València. Aun sin llegar a las cifras que se consideran normales en la concesión de licencias de obra nueva, los promotores han solicitado al Ayuntamiento durante los siete primeros meses de este año casi tantas como en todo el ejercicio 2016.

Los datos del Área de Desarrollo Urbano y Vivienda a los que ha tenido acceso 20minutos muestran que las licencias de nueva planta solicitadas al Consistorio hasta el pasado 18 de julio ascendían a 40, frente a las 50 de todo el año pasado. Del mismo modo, el número de viviendas repartidas entre estas promociones se sitúa en 1.270, muy cerca ya de las 1.319 del ejercicio 2016 completo.

Según indican desde el departamento que dirige Vicent Sarriá, sectores como Malilla Norte, Nou Patraix y Quatre Carreres están reactivándose. Al mismo tiempo, se está produciendo un aumento del precio del suelo y de las propias viviendas nuevas libres, cuyo stock en manos de entidades financieras se ha ido consumiendo durante los años de la crisis económica.

Por zonas, el repunte en la petición de licencias se ha producido, en primer lugar, en los planes urbanísticos que se paralizaron hace años. En el caso de Quatre Carreres, la finalización de las calles y su apertura a la circulación hace un año ha sido un factor decisivo para la reactivación de la construcción y la revalorización de los solares.

Sin embargo, los dos sectores con más licencias solicitadas son Patraix y Malilla. En este último caso, el proceso de urbanización de los viales se ha concretado de forma rápida y ya se están comercializando viviendas sobre plano a la altura de la avenida Fernando Abril Martorell (bulevar sur), frente al Hospital La Fe, donde el Ayuntamiento ha construido un gran parque.

Desde la concejalía apuntan, además, a zonas como Benicalap Norte, e incluso citan casos curiosos como una promoción en el Paseo de la Ciudadela, junto a Capitanía, para la reconstrucción integral de un edificio antiguo.

Una previsión de 2.000 viviendas a final de año

Estas mismas fuentes consideran que, con el ritmo actual de petición de licencias de  nueva planta “podremos llegar a una horquilla de 1.800 a 2.000 viviendas” a final de año. No obstante, estos niveles todavía no llegan a lo que se considera normal, establecido en torno al 3-4 por mil. Teniendo en cuenta que València cuenta con 800.000 habitantes, la estimación arroja un margen de 2.400 a 3.200 viviendas al año.

Esta progresiva normalización del sector de la construcción y del mercado inmobiliario también tendrá su repercusión en la recaudación municipal. Por una parte, los constructores abonan el ICIO (Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras) y, una vez vendida la vivienda, el propietario abona el IBI (Impuesto sobre bienes inmuebles).

Nuevos perfiles de compradores

La reactivación del mercado de obra nueva en València está poniendo sobre la mesa nuevos perfiles de compradores. El primer acceso de jóvenes, dificultado por la precariedad laboral, está dejando paso a personas más asentadas en sus puestos de trabajo que buscan, por diferentes motivos, cambiar de residencia y optan por viviendas más grandes. De este modo, al vender la que poseen, se hipotecan por una cantidad baja y logran acceder a pisos de una superficie mayor.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: