La joven saudí que huyó de su familia llega sana y salva a Toronto

La joven saudí Rahaf Mohamed al Qunun, que huyó a Tailandia el fin de semana para escapar de los supuestos abusos de su familia, ha llegado ya a Toronto sana y salva tras conocer que Canadá le había concedido el asilo en el país.

Al Qunun fue recibida a su llegada por la ministra de Asuntos Internacionales de Canadá, Chrystia Freeland, según informa la cadena CBC.

El jefe de la oficina de inmigración de Tailandia, Surachate Hakpark, había confirmado a la agencia Reuters que la joven embarcará este viernes por la noche en un vuelo de Korean Air hasta Seúl, desde donde enlazó un segundo vuelo a Canadá.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, confirmó este extremo y resaltó que Ottawa «ha aceptado» la petición del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en este caso.

«ACNUR hizo una petición a Canadá para que aceptáramos a Al Qunun como refugiada y hemos aceptado la petición de la ONU para garantizarle asilo», ha dicho.

«Esto es algo que hacemos gustosamente, dado que Canadá es un país que entiende lo importante que es defender los Derechos Humanos y los derechos de la mujer en todo el mundo», ha agregado.

Al Qunun, de 18 años, llegó a Tailandia el sábado y, tras una primera amenaza de deportación, quedó bajo protección del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). La joven ha denunciado a través de Twitter que su vida corría peligro y Australia y Canadá habían accedido a estudiar su caso.

Al Qunun se ha negado a reunirse con su padre y su hermano, que llegaron a Bangkok esta semana para tratar de llevarla de vuelta a Arabia Saudí y han negado las acusaciones de que su familia abusaba de ella física y emocionalmente, según las autoridades tailandesas.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: