La ofensiva turca deja ya más de 60.000 desplazados sirios

Más de 60.000 personas han huido de sus hogares por miedo a las operaciones turcas en al frontera siria con Turquía en las últimas 36 horas, ha señalado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, mientras continúan los ataques de los turcos contra las milicias kurdosirias.

La ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, ha afirmado que más de 60.000 civiles huyeron de ciudades como Darbasiya y Ras al Ain, «que casi han quedado vacías».

Las tropas sirias y las milicias kurdas están combatiendo en esas zonas de frontera en las que Ankara aspira a crear una «zona segura» para reasentar a dos millones de refugiados sirios.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos, han afirmado que al menos nueve personas han muerto hasta el momento por los bombardeos turcos contra el norte de Siria, y que continúan atacando Ras al Ain.

El Centro de Coordinación y Operaciones Militares de las FSD apuntó que entre los fallecidos hay dos niños y una resultó herida por el bombardeo de Turquía contra la ciudad de Qamishli, una de las ciudades más pobladas del territorio que controlan los kurdosirios y donde Damasco también domina una zona, incluido el aeropuerto.

Según el Observatorio, los turcos ya han conquistado varios pueblos y aldeas cercanas a esas dos poblaciones.

Ankara comenzó anoche la operación terrestre y horas antes la campaña aérea contra la frontera, un territorio hasta ahora dominado por las Unidades de Protección Popular (YPG), columna vertebral de las FSD, que han establecido de facto una administración local, algo que inquieta profundamente a Turquía.

Las YPG han sido aliadas hasta ahora de EEUU en la lucha contra el grupo yihadista Daesh, pero Ankara las considera como una organización «terrorista» por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía. El resto del norte de Siria, desde el Éufrates hasta el Mediterráneo, ya está bajo control de tropas turcas, tras la operación Escudo del Éufrates al norte de Alepo en 2016, y Rama de olivo en el enclave kurdo de Afrin en 2018.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: