La «Viuda blanca» muere en Raqqa abatida por un dron

Era una de las terroristas más buscadas por los servicios de inteligencia mundiales. Una de las británicas más perseguidas del planeta y, según los medios de comunicación ingleses, habría muerto en un ataque con drones en la localidad siria de Raqqa en junio de este año.

Se trata de Sally Anne Jones, de 50 años, integrante del grupo terrorista Daesh y conocida como la «Viuda blanca». Según el rotativo «The Sun», murió junto a su hijo Jojo, de 12 años, al intentar escapar ante el avance de las milicias kurdas que tratan de recuperar la ciudad apoyadas por EE.UU..

Así se lo habrían comunicado los servicios de espionaje estadounidenses al MI6 británico, aunque no hay confirmación oficial por parte del Pentágono ni del Gobierno británico.

Nacida al sureste de Inglaterra, en el condado de Kent, Jones era un importante miembro del grupo terrorista y tenía como función principal reclutar combatientes. Logró que cientos de mujeres occidentales se enrolaran en Daesh. Se describía a sí misma como la «líder de un batallón de mujeres yihadistas». Además, incitaba a través de las redes sociales a cometer atentados en diferentes puntos de Reino Unido.

Fue esteticista y creo un grupo de música punk, llamado «Krunch», donde actuaba como guitarrista y cantante. Su primer marido, Jonathan Wilkinson, con el que tuvo su primer hijo, murió. Después de tener a su segundo hijo conocería, a través de internet, al hombre que cambió su vida radicalmente: Junaid Husain, un informático nacido en Birmingham y destacado miembro de Daesh. Jones no dudó en viajar en 2013 con su hijo menor hasta Siria para alistarse en las filas del grupo terrorista. Allí adoptó el nombre de Umm Hussain al-Britani, aunque se la conocería también como la «Viuda blanca», tras la muerte, en 2015, de Husain, abatido por un dron en Al Raqqa, al norte de ese país.

Desde allí, Jones según los servicios de inteligencia británicos, participó en el complot de Daesh para intentar asesinar a la Reina Isabel II y a su marido, el Príncipe Felipe de Edimburgo durante una celebración en 2015 que conmemoraba la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial. También se cree que fue una de las conspiradoras que planeó el secuestro de varios miembros del ejército estadounidense que fueron decapitado Daesh.

Además, a través de las redes sociales amenazaba con llevar a cabo atentados en la capital británica. En un mensaje en Twitter de 2016 escribió: «Solo quiero decir que tengáis un buen verano. Yo no iría al centro de Londres hasta junio o julio. Bueno, para ser honesta, no iría allí en metro». Muy activa en este medio, dejó de publicar mensajes hace varios meses, dato que refuerza la credibilidad de su muerte.

Con la muerte de la «viuda blanca» son seis los británicos reclutados por Daesh abatidos en Siria.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: