Las claves del escándalo de Cambridge Analytica que ha sacudido Reino Unido en pleno Brexit

El Gobierno británico ya se ha puesto manos a la obra para tratar de aportar un poco más de luz al escándalo de la supuesta filtración de millones de datos de usuarios de Facebook a través de la empresa de análisis Cambridge Analytica. El organismo británico dedicado a la Protección de datos informáticos ha anunciado que pedirá una orden judicial para poder registrar los ordenadores de esta compañía.

Su responsable, Elizabeth Denham explicó que lo hacen ante la nula cooperación de esta empresa acusada de influir con la utilización de estos datos en la campaña electoral, finalmente victoriosa, de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos en 2016.

Hay que establecer, aseguró Denham en Channel 4, cómo hizo la empresa y si «procesó y borró» datos informáticos clave para la investigación. Este escándalo ha sido desvelado por el periódico «The Guardian» a través del creador de este algoritmo que se utilizó para influir en los votantes teniendo acceso a aspectos de su vida indicados en la red social.

«Es hora de que Zuckerberg deje de esconderse»
La petición de esta orden no es el único paso que dará el Ejecutivo británico ante este asunto. También en el Parlamento, con una investigación abierta dirigida por la Comisión de datos que lidera el conservador Damian Collins, los diputados irán más allá y pedirán directamente la comparecencia del creador de Facebook, Mark Zuckerberg para que explique cómo es posible que Cambridge Analytica se pudiera hacer con los datos de 50 millones de usuarios sin su consentimiento. «Alguien debe asumir la responsabilidad por esto. Es momento para que Mark Zuckerberg se deje de esconder detrás de su página de Facebook», señalaba Collins.

La propia Theresa May, a través de su portavoz respaldaba esta investigación y pedía llegar hasta el fondo del asunto. «Las acusaciones son claramente muy preocupantes. Es esencial que la gente tenga confianza en que sus datos personales estarán protegidos y se utilizarán de un modo adecuado», afirmaba además de sostener que es «absolutamente correcto» que el Parlamento británico emprenda sus propias indagaciones además de los que hará la justicia por su parte.

Aparte de todo esto han sido muy comentadas en Reino Unido unas imágenes tomadas por la cadena de televisión Channel 4 en las que se puede ver al consejero delegado de Cambridge Analytica, Alexander Nix, desvelando algunas de las tácticas que lleva a cabo su empresa para desacreditar a políticos a través de internet.

Un periodista encubierto le pregunta a Nix por esto y a este se le ve entonces contestar las «muchas cosas» que su compañía utiliza en este sentido. Por ejemplo «hacerle una oferta tan buena que sea dificil de creer y asegurar que es grabada en vídeo» o «mandarle unas chicas a la casa del candidato».

Desde Cambridge Analytica sostienen que la conversación está manipulada y tergiversada para intentar exponer a la empresa. Además, explica que todo esto forma parte de una estrategía para acomodar al cliente y ponerle en escenarios hipotéticos y surrealistas.

El periódico «The Guardian» es quien ha estado informando de este asunto tras conseguir las declaraciones en exclusiva de Christopher Wylie, el joven científico de datos de 28 años que creó el algoritmo para Cambridge Analytica, que, según el mismo afirma, ayudó con toda probabilidad a que Trump acabara ganando las elecciones de 2016.

Wylie explica que fueron más de 50 millones de perfiles de Facebook fueron recolectados para acabar configurando perfiles psicológicos que luego serían vitales a la hora de orquestar campañas políticas con mensajes específicamente diseñados para ciertas audiencias que acabarían influyendo en el voto final.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: