Las mascotas de los Skripal, las otras víctimas del envenenamiento

Cuando el exespía Sergéi Skripal parece recuperarse de los efectos de un agente nervioso, y su hija Yulia ha recuperado la consciencia, la policía británica ha descubierto a otras tres víctimas del envenenamiento, al menos de manera colateral. Se trata de las mascotas de la familia: dos conejillos de indias y un gato. Los primeros fueron encontratos muertos en el interior de la vivienda, una vez fue desprecintada, como consecuencia de la deshidratación sufrida, debido a la falta de alimento (sus dueños fueron encontrados inconscientes en el banco de un parque de Salisbury el pasado 4 de marzo). El segundo, según informa la CNN, sufría tal estado de estrés que tuvo que ser sacrificado. Según algunas fuentes, la familia tenía un segundo felino, cuyo paradero se desconoce de momento.

«Cuando un veteriano pudo acceder a la propiedad dos conejillos de indias habían muerto lamentablemente», informó a través de un comunicado el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos rurales (DEFRA, por sus siglas en inglés). «También fue encontrado un gato en tan mal estado que el veterinario decidió aplicar la eutanasia para evitarle más sufrimiento».

Los conejillos de indias «probablemente murieron por falta de agua», aseguró una fuente de DEFRA a la CNN.

Una vez conocida la muerte de las mascotas, el gobierno ruso ha pedido explicaciones sobre lo sucedido y ha subrayado la importancia de estos animales como parte de las pruebas del envenenamiento. «¿Dónde están ahora?», ha preguntgado la portavoz de Asuntos Exteriores de Rusia, Maria Zakharova. «Después de todo, estamos hablando de seres vivos, y si un agente venenoso fue utlilizado en la casas, ellos deben haber sido también afectados por él», subrayó.

Por su parte, y una vez confirmada la muerte de los animales, un portavoz de la Embaja rusa en Londres, denunció que el valor como purebas había sido ignorado. «El trato dado a las mascotas no es consecuente con las leyes sobre crueldad animal en vigor en el Reino Unido y supone un desprecio a los derechos de Skripal, como dueño y compañero de los animales», indicó, además de revelar la existencia de un segundo gato, que se habría extraviado. DEFRA reconocía desconocer el paradero de este segundo animal.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: