Los ministros del Interior acuerdan el refuerzo de las fronteras exteriores de la UE

Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) reafirmaron hoy la necesidad de implementar de forma rápida las conclusiones de la cumbre europea de junio sobre fronteras externas y cooperación y constataron que la negociación sobre la reforma del sistema de asilo permanece en punto muerto.

«El trabajo sobre la reforma del sistema de Dublín y el de asilo debe continuarse, hemos hecho algo de progreso, pero estamos en una especie de callejón sin salida en este paquete legislativo», señaló el ministro austríaco de Interior, Herbert Kickl, cuyo país ostenta la presidencia de turno del Consejo.

El encuentro informal de hoy en la localidad austríaca de Innsbrück es la primera reunión de los ministros de Interior tras la cumbre de líderes de finales de junio, en la que los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios estuvieron nueve horas debatiendo un acuerdo sobre inmigración en respuesta a la crisis política que ha generado este asunto en países como Austria, Alemania o Italia.

La reunión de hoy permitió constatar el consenso en las áreas a las que los líderes de la UE ya habían dado luz verde, como el refuerzo de las fronteras exteriores o una «base presupuestaria« para Frontex en el próximo marco financiero plurianual (2021-2027).

«En la discusión de hoy hemos visto que tenemos una gran oportunidad. Es una situación difícil, pero la amplia mayoría de ministros ha visto una gran oportunidad para lograr progresos, algo que hace un año o medio año no parecía posible», recalcó Kickl, miembro del ultranacionalista y populista Partido Liberal (FPÖ).

En uno de los puntos que generan un mayor desacuerdo, como es el concepto de las plataformas de desembarco en países terceros, el ministro austríaco reconoció un «enérgico« debate al respecto y recalcó que el consenso alcanzado es que deben estar «organizadas de forma que sean útiles para las relaciones con terceros países« y cumpliendo con la normativa internacional.

A esta idea se refirió también el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, quien advirtió de que este tipo de soluciones «no se impondrán» ni a Estados miembros ni a países vecinos.

Reformar las propuestas de asilo
El comisario insistió en la urgencia de sellar los trámites de las propuestas para reformar el sistema de asilo europeo que están sobre la mesa desde 2015.

Estas propuestas recogen asuntos como la agencia de asilo, la homogeneización de las condiciones de reasentamiento de refugiados, la mejora de la base de huellas dactilares Eurodac, las condiciones de recepción de inmigrantes y la armonización de los estándares de protección que deben recibir los refugiados.

Pese a la situación de bloqueo que constató el ministro austríaco, el comisario instó también a una pronta solución para la reforma del sistema de Dublín (se debe pedir protección en el primer país de la Unión al que se accede) o sobre los procedimientos de asilo, considerados necesarios para solucionar las deficiencias que se revelaron con la crisis de refugiados de 2015.

Avramopoulos advirtió de que los elementos sobre los que ya hay acuerdo, como el refuerzo de Frontex o la cooperación con terceros países, «no tendrán valor si no hay un sistema de asilo común que funcione bien«.

España pide cautela
El ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, instó hoy a su llegada al Consejo a «no precipitarse» tras tres años de discusiones sobre esta reforma, con la que, dijo, hay que ser cautelosos, «seguir evaluando cuál es la regulación más oportuna» y encontrar la solución que genere un mayor consenso europeo.

«Tenemos que tener prisa en tomar medidas que garanticen la seguridad de nuestras fronteras, de los flujos migratorios, pero siempre en términos de humanidad», afirmó.

La presidencia semestral austríaca tiene previsto elaborar una nota con propuestas concretas sobre las conclusiones de la cumbre de junio, en áreas como el refuerzo de Frontex o la cooperación externa, que se presentarán a los líderes de los Veintiocho en la cumbre informal del 20 de septiembre en Salzburgo (Austria).

Tras dedicar la sesión de la mañana a la cuestión migratoria, los titulares de Interior de la UE trataron durante un almuerzo de trabajo y durante la tarde temas como la acción contra el antisemitismo y protección de las comunidades judías de europa o la cooperación policial y el tráfico de personas.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: