Macron es recibido en Córcega por una «delegación» de chalecos amarillos nacionalistas

Emmanuel Macron ha sido «recibido» en Córcega por una «delegación» de chalecos amarillos de la franquicia nacionalista local, con la isla «peinada» por las fuerzas de seguridad del Estado en prevención de tensiones imprevisibles.

Macron termina este jueves, en Córcega, su «tour» personal por todas las regiones de Francia, donde ha protagonizado, personalmente, debates públicos con alcaldes, diputados y senadores, dispuestos a discutir posibles medidas para salir de la crisis de la franquicia de los chalecos amarillos, donde cohabitan «familias» que van de la extrema izquierda a la extrema derecha, pasando por los nacionalistas corsos, entre otras sensibilidades muy diversas.

El «colofón» corso de ese «gran debate nacional» corre este jueves el riesgo de ser un desastre.

El presidente del gobierno local y el presidente de la Asamblea regional, nacionalistas corsos, habían invitado al presidente de la República a discutir «juntos» del futuro de la isla. Macron no ha deseado y ha rechazado la invitación a “dialogar” en la Asamblea regional. Está dispuesto a hablar con los nacionalistas, en otro marco. Sin presión «asamblearia».

Los nacionalistas se han tomado el rechazo presidencial de muy mala manera, convocando para hoy una jornada de «isla muerta», que ha comenzado en el aeropuerto de Ajaccio: Córcega ha quedado aislada del mundo, ya que está en huelga el personal de puertos y aeropuertos.

Rechazada la invitación a «visitar» la Asamblea regional, Macron ha preferido reunirse con alcaldes y autoridades locales y regionales en la pequeña localidad de Cozzano. Ha sido recibido por una «delegación» de chalecos amarillos corsos, mantenida a distancia por un aparatoso servicio de seguridad anti disturbios.

Tras el descubrimiento, días pasados, de explosivos que hacían temer posibles atentados, incendio u otras formas de vandalismo, Córcega está «peinada» por un llamativo servicio de orden y seguridad. Hasta los periodistas son registrados y «olfateados» por perros policías especializados en el descubrimiento de armas y explosivos.

Macron volverá a repetir, en Cozzano, sus posibles «gestos» hacia Córcega, muy alejados del estatuto, transferencias y puesto que tiene Cataluña en España

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: