Más de 60 diputados presionan a May con una carta para que Reino Unido pueda negociar acuerdos

Más de 60 diputados conservadores británicos han enviado una carta a la primera ministra, Theresa May, en la que le hacen sugerencias sobre el Brexit y piden que el Reino Unido pueda negociar libremente acuerdos comerciales.

La misiva, de la que informan este miércoles los medios británicos, fue enviada por parlamentarios «tories» que forman el llamado Grupo de Investigación Europeo, al que pertenecen políticos euroescépticos del Partido Conservador de la jefa del Gobierno.

Los diputados dicen que el Reino Unido debería quedar libre para negociar y firmar acuerdos comerciales con otros países fuera de la Unión Europea (UE) en cuanto salga del bloque en marzo de 2019.

Como miembro de la UE, el Reino Unido no puede negociar pactos comerciales con países fuera del bloque.

Así, los firmantes subrayan que están a favor de que el Reino Unido tenga «autonomía regulatoria» a partir de esa fecha, algo aún no resuelto porque Londres y Bruselas todavía tienen que negociar los términos del periodo de transición que habrá tras marzo de 2019.

La carta, firmada por 62 diputados, sale a la luz un día antes de que se celebre una reunión con destacados ministros que trabajan en el Brexit en Chequers, la residencia de campo de la primera ministra a las afueras de Londres.

«El Reino Unido debe estar libre para empezar sus propias negociaciones comerciales inmediatamente», insisten.

Los firmantes hacen hincapié en que las oportunidades que ofrece la salida de la UE solo pueden ser aprovechadas si el Reino Unido «puede negociar acuerdos comerciales con la mayor cantidad de países posibles» y debería poder hacerlo en cuanto abandone el bloque.

Entre los partidarios de un Brexit blanco, la misiva se ha recibido con duras críticas. Nicky Morgan, miembro de ese bando que preside el comité del Tesoro, ha asegurado, según «The Guardian»: «Esto no es una carta, sino una nota de rescate. El ERG [Grupo de Estudios Europeos del Partido Conservador] piensa claramente que ellos tienen a la primera ministra como su rehén».

El Partido Laborista británico, primero de la oposición, ha señalado que la carta «expone las profundas divisiones que hay en el Gobierno conservador», entre los partidarios de un Brexit duro -salida del mercado común y la unión aduanera- y los que prefieren una salida más suave con acceso al mercado único europeo.

El Reino Unido y la UE empezarán pronto a negociar la segunda fase de las conversaciones sobre el Brexit, centrada en el periodo de transición que habrá después del 29 de marzo de 2019, la fecha oficial de la retirada de Londres del bloque europeo.

Se espera que ese periodo de transición dure aproximadamente dos años y su objetivo será ayudar a empresas y ciudadanos a adaptarse a la nueva relación -aún por definir- que tendrán ambas partes.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: