México concluirá el despliegue de 6.000 guardias nacionales en su frontera sur la próxima semana

El gobierno de México develó este viernes algunos detalles de un nuevo plan migratorio que debe presentar a Estados Unidos para reducir el flujo de centroamericanos a la primera potencia. «El despliegue de la Guardia Nacional estará concluido para el martes de la semana que entra», dijo en rueda de prensa el secretario (ministro) de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, sobre la movilización de 6.000 efectivos
de este cuerpo de seguridad en 11 municipios del sureste con la intención de desarticular las multitudinarias caravanas que forman los centroamericanos para cruzar México.

Además de los elementos de la Guardia Nacional —compuesta por policías y soldados— Ebrard explicó que el plan migratorio incluye la puesta en funcionamiento de 825 nuevos agentes de control migratorio en la frontera sur y reuniones periódicas con autoridades estadounidenses para atender a centroamericanos en espera de asilo. En materia social, el secretario indicó que se ha creado una mesa de negociación con Guatemala, Honduras y El Salvador para analizar la implementación del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, una iniciativa internacional promovida por el gobierno mexicano con el objetivo de estimular la economía de estos tres países para reducir los niveles migratorios.

Según Ebrard, Estados Unidos se ha comprometido a invertir 5.800 millones de dólares en Centroamérica y 2.000 millones en México como resultado del Plan de Desarrollo Integral una medida que cuenta con el apoyo de Naciones Unidas y para la que México ha invitado a Alemania y España a participar, países que han expresado su apoyo al programa.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el presidente del país, afirmó que el plan entrará en funcionamiento durante la semana que viene como parte del acuerdo alcanzado con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles sobre todos los productos importados desde México. «La política, entre otras cosas, se inventó para evitar la guerra», dijo AMLO en su habitual rueda de prensa durante la que defendió el trato alcanzado con Estados Unidos, un acuerdo en el que debe demostrar que el tránsito migratorio ha decaído dentro de los próximos 45 días.

De lo contrario, Donald Trump retomará su amenaza arancelaria e insistirá al gobierno de AMLO para que el país latinoamericano se convierta en un «tercer país seguro»

«Tienen 45 días y lo están haciendo muy bien. Francamente, lo están haciendo mejor de lo proyectado», dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el viernes en el programa matutino ‘Fox and Friends’ de «FoxNews». Durante su intervención, Trump dijo que si México no cumple lo prometido en dicho plazo, automáticamente se convertirá en «tercer país seguro». Esto significa que los centroamericanos que pidan asilo en Estados Unidos tras atravesar México podrían ser deportados al país latinoamericano para que allí procesen su solicitud de refugiados.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: