Moscú teme que Erdogan se esté extralimitando en el plan pactado

Mientras el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, asegura actuar en Siria con el beneplácito de Moscú y militares de los dos países se reúnen en la base área rusa de Hmeimim (oeste de Siria) con el aparente objetivo de coordinar acciones y evitar enfrentamientos, el entorno del presidente Vladímir Putin muestra cada vez más inquietud ante el curso de los acontecimientos.

El asesor de Putin de política exterior, Yuri Ushakov, dijo ayer en Riad con motivo de la visita que el máximo dirigente ruso inició ayer a Arabia Saudí que la ofensiva lanzada por Turquía desde el pasado día 9 en el norte de Siria «no se ajusta exactamente» a la necesidad de preservar la integridad territorial del país árabe.

Respondió así a la pregunta de un periodista sobre si Ankara está respetando la soberanía siria. Señaló también que en Moscú «haremos algo, ya veremos», pero no dio más detalles. El consejero presidencial admitió que en Hmeimim están teniendo lugar reuniones de delegaciones rusas y turcas, pero dijo no tener información precisa al respecto.

En relación con la palabras de Erdogan en cuanto a que Moscú apoya su incursión militar en Siria, Ushakov recordó que ,durante la conversación telefónica que mantuvo con Putin la semana pasada, Rusia dejó claro que las acciones el Ejército turco no deben en ningún caso conducir a una partición de Siria y tampoco poner en peligro los esfuerzos para hallar una solución política entre todas las facciones beligerantes que posibilite alcanzar la paz. Moscú exige también a Ankara que actúe con «proporcionalidad» en el uso de la fuerza. Ushakov ya habló el pasado jueves, al día siguiente de que Turquía iniciase la intervención armada, llamando a la «moderación» y a evitar «imprudencias».

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, consideró ayer «improbable» un enfrentamiento militar entre fuerzas rusas y turcas en el norte de Siria. «No queremos ni pensarlo», manifestó a la agencia rusa TASS, y confirmó la existencia de contactos entre militares rusos y turcos. Según sus palabras, «existen canales de comunicación entre los militares, se han establecido contactos y llegado a determinados acuerdos. No tengo más que añadir». Peskov reiteró que «desde el comienzo de esta operación, la parte rusa declaró a los más diversos niveles que cualquier tipo de acción que pudiese entorpecer u obstaculizar el proceso de solución política en Siria sería altamente indeseable».

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: