Piden pena de muerte para el autor de la masacre de Florida, que guarda silencio ante la jueza

Nikolas Cruz, de 19 años, autor confeso del tiroteo que acabó con la vida de 17 personas el pasado 14 de febrero en una escuela secundaria de Parkland, en el sur de Florida, fue acusado este miércoles formalmente de 17 cargos de asesinato en primer grado.

Cruz, quien compareció esposado y vestido con uniforme naranja de preso, afronta un total de 34 cargos criminales, 17 de ellos por asesinato en primer grado, después de que los fiscales presentaran la acusación en una corte federal del condado de Broward, al norte de Miami.

Como se esperaba, Cruz se declaró «en silencio» sobre los cargos que se le imputan, por lo que Elizabeth Scherer, la jueza que presidió la audiencia en un tribunal de Fort Lauderdale, dispuso una declaración de no culpabilidad.

Pese a que Cruz permaneció «en silencio», la acción emprendida por la Fiscalía de Broward, que ha pedido la pena de muerte para el acusado, no necesariamente significa que se excluya la posibilidad de un acuerdo entre ambas partes que conlleve una condena a cadena perpetua no revisable del acusado.

El estado de Florida anunció este martes que pedirá la pena de muerte para Cruz, quien disparó indiscriminadamente con un rifle semiautomático contra alumnos y profesores de la secundaria Marjory Stoneman Douglas.

La defensa del joven había indicado inicialmente que su cliente se declararía culpable si Florida no solicitaba la pena capital por la matanza que perpetró en el centro de educación.

Durante la audiencia, la abogada de Cruz indicó a la jueza que el joven tenía 12.000 dólares en una cuenta bancaria y un cheque de seguro de vida de 25.000 dólares por la muerte de su madre.

La jueza Scherer pidió a la letrada que presente un formulario financiero actualizado del estado de cuentas del Cruz y una lista con sus activos.

En la vista judicial de este miércoles estuvieron presentes familiares de las víctimas del tiroteo que acabó con la vida de 14 alumnos y tres adultos, personal del centro educativo.

Marchas en todo Estados Unidos
Al cumplirse un mes de la matanza de Parkland, millares de estudiantes de más de 3.000 centros educativos de todo el país dejaron sus clases y se concentraron en los campus e instalaciones o marcharon por las calles para reclamar a la autoridades acciones concretas para restringir el acceso a las armas de fuego.

Esta jornada histórica jalonada por las protestas de miles de estudiantes se sintetizaba en la demanda escrita en uno de los carteles que se agitaba en Parkland: «!Las oraciones y condolencias no son suficiente! Nuestros funcionarios del Gobierno necesitan actuar ya o renunciar a su puesto».

Una de las principales reclamaciones de numerosos estudiantes, padres, profesores y líderes comunitarios es la prohibición de la venta de armas de asalto como el rifle semiautomático AR-15 usado en la matanza por Cruz, exalumno del Marjory Stoneman Douglas.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: