Rusia veta prorrogar la investigación del uso de armas químicas en Siria

Rusia ha vetado este martes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la prórroga de la misión conjunta de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que investiga el uso de estos arsenales en el marco de la guerra civil en Siria.

De los quince países que forman el órgano ejecutivo de la ONU, once han votado a favor de la renovación de la misión, Bolivia y Rusia se han opuesto y China se ha abstenido, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

Rusia es uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, lo que implica que tiene el poder de vetar cualquier iniciativa.

La delegación rusa ha intentado aplazar la votación sobre la prórroga de la misión a la espera de conocer el informe definitivo sobre el ataque perpetrado el pasado 4 de abril en la localidad siria de Jan Sheijún, que se saldó con más de cien muertos y decenas de heridos, pero su propuesta ha sido rechazada.

Los investigadores de la ONU y la OPAQ han determinado de forma «incontrovertible» en informes anteriores que en el ataque de Jan Sheijún se usó gas sarín. Está previsto que el próximo jueves presente sus conclusiones al Consejo de Seguridad.

Los países occidentales, liderados por Estados Unidos, no han dudado en responsabilizar a las autoridades sirias de este ataque químico. En respuesta, el Gobierno de Donald Trump lanzó un ataque aéreo contra una base militar del régimen de Bashar al Assad en Homs.

Al Assad ha negado reiteradamente el uso de armas químicas y ha recordado que, en virtud del acuerdo alcanzado en 2013 –tras otro gran ataque atribuido a Damasco– con Rusia y Estados Unidos, entregó todos sus arsenales tóxicos a la comunidad internacional para que fueran destruidos.

El director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas del Ministerio de Exteriores ruso, Mijail Ulianov, ya sugirió en septiembre que podría retirar su apoyo a la misión por considerar que la investigación sobre Jan Shejún fue poco seria. «Todavía no existe una respuesta al por qué no han visitado la base aérea de Shairat», apostilló.

«Estamos dispuestos a volver a las discusiones sobre la prórroga tras la publicación del informe el 26 de octubre», ha dicho el embajador ruso en la ONU, Vasili Nebenzia, tras la votación de este martes.

Por su parte, la representante estadounidense, Nikki Haley, ha criticado que Rusia –uno de los principales aliados de Damasco– «ha demostrado una vez más que hará lo que sea necesario para garantizar que el régimen bárbaro de Al Assad no se enfrentará nunca a las consecuencias de su continuo uso de armas químicas».

El Mecanismo de Investigación Conjunta (MIC), como se conoce a esta misión, se creó en 2015 y en 2016 se renovó por otro año. Su mandato expirará el 17 de noviembre.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: