Sanidad veta la homeopatía y las pseudociencias en los centros sanitarios públicos valencianos

J. L. OBRADOR

  • La Conselleria envía instrucciones a los profesionales de centros de salud y hospitales de titularidad pública.
  • No pueden promocionar, publicitar ni albergar prácticas como la acupuntura, la osteopatía o el yoga “al no existir conocimiento y experimentación científica”.
  • Pide al Ministerio que la homeopatía deje de ser considerada medicamento.
  • “Sustituir tratamientos por otros sin evidencia científica pone en riesgo la salud y la vida de los pacientes”, afirma Carmen Montón.

Las llamadas pseudociencias no tienen cabida en los centros sanitarios públicos de la Comunitat Valenciana. Prácticas como la acupuntura, el yoga, la quiropraxia, la reflexología, el quiromasaje o el Reiki no pueden ser promocionadas, publicitadas ni celebradas en el interior de centros de salud, de especialidades o en hospitales de titularidad pública porque no tienen “evidencia científica demostrada” y pueden “poner en riesgo la salud y la vida de los pacientes” si se sustituyen por los tratamientos médicos.

Así lo ha afirmado este lunes la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, que ha explicado las medidas de su departamento para poner coto a las llamadas terapias alternativas o naturales en los centros sanitarios públicos valencianos. Por un lado, Sanidad ha enviado una instrucción al personal directivo y administrativo de la propia Conselleria, a los departamentos de salud y a los hospitales de crónicos y larga estancia en la que advierte de que los centros públicos no pueden acoger actividades no reconocidas como asistenciales. Por otro, Montón ha remitido una carta a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, para que retire a la homeopatía la condición de medicamento que le reconoció un real decreto ley en 2015.

“La buena práctica médica está ligada a la evidencia científica. Desde la Administración debemos diferenciar claramente entre los productos que cuentan con un respaldo de medicina basada en la evidencia respecto a todos aquellos productos y prácticas que no han demostrado su eficacia”, ha dicho Montón en una rueda de prensa este lunes. “No se deben sustituir prácticas que en algunos casos puedan aportar bienestar físico o emocional por tratamientos con eficacia terapéutica o curativa contrastada”, ha añadido.

En el catálogo de actividades que el Ministerio de Sanidad considera pseudociencias por no considerarse práctica médica basada en la evidencia científica se incluyen la medicina naturista, la naturopatía, la medicina tradicional china, la acupuntura, el ayurveda, la fitoterapia, la terapia nutricional o los tratamientos con vitaminas.

Igualmente, figuran las prácticas de manipulación y basadas en el cuerpo, la osteopatía, la quiropraxia, el quiromasaje y drenaje linfático, la reflexología, el shiatsu o la aromaterapia, las técnicas de la mente y el cuerpo, el yoga, la meditación, la oración, la kinesiología, la hipnoterapia, la sofronización, el arteterapia, las técnicas sobre la base de la energía, el Qi-Gong o Chi-Kung, el Reiki, la terapia floral, la terapia biomagnética y cualquier otra actividad semejante o equivalente a las citadas.

Montón se ha reunido con representantes de los consejos autonómicos de médicos, farmacéuticos, enfermería, técnicos superiores sanitarios y psicólogos, y del Instituto Médico Valenciano, a quienes ha explicado estas iniciativas, que también ha trasladado a la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y al Consejo de Salud, entre otros.

Fuera de la cartera de servicios

La instrucción recuerda a los profesionales que los productos homeopáticos “están expresamente excluidos de la cartera de productos farmacológicos” que ofrecen los centros sanitarios públicos”, ha afirmado la consellera, que ha remarcado que la evidencia científica “concluye que la homeopatía no ha demostrado su eficacia en la práctica clínica”. En esta línea, Montón ha alertado de que la sustitución de tratamientos médicos por las llamadas terapias alternativas “pone en riesgo la vida y la salud de los pacientes”.

“Queremos abrir este debate”

Preguntada por el momento y el motivo de este recordatorio a los profesionales, Montón ha afirmado que su objetivo es “hacer un ejercicio de visibilidad de cara a la ciudadanía” y practicar la pedagogía “para que no se sustituyan tratamientos” contrastados por otros sin base científica. “Queremos abrir este debate y hacer lo necesario en el ámbito de nuestras competencias. Por ello, ha recalcado la necesidad de que el Ministerio de Sanidad “sea proactivo y modifique la normativa” que da cabida a la homeopatía en las farmacias.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: