Santana Lopes abandona el PSD y medita fundar un nuevo partido

El histórico Pedro Santana Lopes ha dado un portazo a los conservadores portugueses y ha abandonado el PSD, en un claro síntoma de que Rui Rio no ha logrado aglutinar a todas las corrientes internas desde que ganó las primarias, para suceder a Pedro Passos Coelho en el liderazgo el pasado mes de enero.

Las heridas estaban abiertas entre las dos tendencias, con Paulo Rangel y especialmente Luis Montenegro a la expectativa. Y finalmente todo ha terminado por estallar: Santana Lopes no comulga con los sucesivos acercamientos de Rio al Gobierno socialista y en absoluto se muestra de acuerdo con el rumbo que pretende insuflar a la formación política, sumergida en una grave crisis de identidad desde que Passos Coelho salió de escena.

Los desajustes salieron a la luz de manera manifiesta hace un par de semanas, cuando se votó en el Parlamento la ley sobre el uso del cannabis para fines medicinales. Numerosos diputados del PSD desoyeron la disciplina que se proponía imponer Rui Rio y acabaron contribuyendo a sacar adelante la normativa, en un movimiento sorprendente que retrató al líder portuense como de perfil bajo, pues cada vez se hace más evidente que no termina de controlar el aparato del partido.

Santana Lopes ha señalado que pondera fundar un nuevo partido, una vieja idea que desempolva de nuevo ya que la había lanzado a la palestra antes incluso de suceder a José Manuel Durao Barroso como primer ministro cuando dio el salto a Bruselas allá por 2005.

El expresidente del Sporting y exalcalde de Lisboa fue, precisamente, la gran sorpresa en el seno del PSD, cuando comenzó a hacerse patente la obligatoriedad de un cambio de mando. Ya en aquel momento, dijo: «No le deseo a nadie ejercer el poder en nombre de otro. Lo hizo Gordon Brown en el Reino Unido, pero aquí en Portugal todo se convirtió en una cuestión de legitimidad. Así que resultó difícil».

Confesó entonces haber aprendido la lección, con frases del estilo «hoy me siento más firme en mis convicciones y en mis propósitos» o «creo en el presente y el futuro de Portugal, aunque me parece que estamos viviendo unos tiempos de desequilibrio territorial».

Las espadas en el interior de la formación permanecen en alto, con vistas a las elecciones legislativas de 2019. Todo apunta a que, pasada la página del revival de Santana Lopes, será el propio Luis Montenegro quien se perfile como recambio de un debilitado Rui Rio.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: