Siria acusa a Israel de bombardear instalaciones científico-militares

Fuerzas israelíes bombardearon ayer un centro militar científico situado en la provincia central siria de Hama, causando la muerte de dos personas, según ha denunciado en un comunicado el Estado Mayor del Ejército de Siria

Las instalaciones atacadas pertenecen al Centro de Investigación y Estudios Científicos de Siria (SSRC), considerada por el Departamento de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC) como «la agencia gubernamental siria responsable de desarrollar y producir armas no convencionales».

Además, la ONG opositora Observatorio Sirio por los Derechos Humanos aseveró que el bombardeo golpeó un cuartel de las fuerzas gubernamentales y de sus aliados, así como un depósito de misiles tierra-tierra. Todos los edificios están situados en un mismo complejo militar, ubicado cerca de Masiaf, en el suroeste de Hama. Igualmente, adujo que en ese centro de investigación, trabajan también «expertos iraníes».

En su comunicado, el Estado Mayor ha afirmado que «esta agresión es un intento desesperado de elevar la moral de Estado Islámico ante las aplastantes victorias del Ejército frente al terrorismo». Así, ha manifestado que el ataque «confirma el apoyo de Israel a Estado Islámico y otras organizaciones terroristas», detallando que el mismo «se ha llevado a cabo desde espacio aéreo libanés».

Ha alertado también de las «graves repercusiones de este tipo de actos de agresión sobre la seguridad y estabilidad de la región», subrayando además «la determinación (del Ejército) de aplastar y erradicar el terrorismo de todo el territorio de Siria».

Por su parte, el ejército israelí ha declinado confirmar la autoría del ataque. «No hacemos comentarios», señaló brevemente una portavoz militar israelí, que ni confirmó ni negó que sus aviones llevasen a cabo el bombardeo. Se trata del primer ataque israelí contra instalaciones militares del régimen sirio.

Desde el comienzo del conflicto civil en Siria hace seis años Israel bombardea ocasionalmente posiciones sirias en respuesta a disparos de proyectiles sirios que caen en la zona que ocupa en los Altos del Golán, y reconoce esos ataques de represalia. Además, también lleva a cabo ataques puntuales contra convoyes de armas a Hizbulá o posiciones que considera pueden ser ofensivas, que no confirma ni comenta.

El suceso tiene lugar tras semanas de una intensa campaña israelí contra lo que considera un aumento de la influencia y presencia iraní en el sur de Siria y las denuncias sobre la supuesta fabricación de misiles avanzados con ayuda de Teherán tanto allí como en Líbano.

Armas químicas
Este bombardeo se produce un día después de que la ONU hallase culpable al Gobierno sirio de emplear armas químicas en al menos cuatro ocasiones entre marzo y junio de este año, incluido el ataque del 4 de abril en la localidad de Jan Shijún (norte).

Tras el ataque perpetrado en Jan Shijún, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó medidas y sancionó a 271 funcionarios supuestamente vinculados con el desarrollo de programa de armas químicas de dicho país -que Damasco niega- y que pertenecen al centro científico militar atacado hoy.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: