Sólo Trump y los aliados árabes creen la versión de Riad sobre la muerte de Khashoggi

La versión oficial del Gobierno saudí sobre la muerte en Estambul de Khashoggi -«murió durante una pelea cuando era interrogado en el Consulado»- recibió ayer un aluvión de críticas de numerosos gobiernos occidentales, en particular los europeos. Solo el presidente Trump consideró que la versión «era creíble», mientras los aliados árabes de Arabia Saudí se apresuraban a salir en defensa de Riad, y alababan el «gesto valiente del Rey Salman», que puso su firma en el argumento.

Horas después de que la Fiscalía General saudí admitiera la muerte y anunciara la detención de 18 personas y la destitución de dos responsables de seguridad en relación con el caso Khashoggi, sus aliados en la región -Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Yemen- respaldaron ayer a las autoridades saudíes.

En Europa, la canciller alemana, Angela Merkel calificó de «insuficientes» las explicaciones dadas por el Gobierno saudí sobre la muerte del periodista Khashoggi. La ONU y organizaciones de derechos humanos pidieron que se lleve a cabo una investigación independiente y veraz, petición a la que se unió el Gobierno español.

Mientras tanto, Turquía anunció que seguirá con su investigación y revelará sus propias conclusiones, al margen de la versión dada por Riad.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: