Theresa May promete ser «firme» con Arabia Saudí por el caso Kashoggi

La primera ministra británica ha asegurado que será «firme» con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman respecto al caso del periodista asesinado Jamal Khashoggi
en la reunión que ambos podrían mantener antes del comienzo de la cumbre del G-20 en Buenos Aires. Una cumbre bilateral con Arabia Saudí que aún no está, eso si, confirmada en las agendas oficiales de ambos países.

May tratará de aclarar en su encuentro con el príncipe si este tuvo conocimiento o conexión con la muerte del reportero saudí. «Tengo la intención de hablar con el príncipe heredero de Arabia Saudi. El mensaje que transmitiré será muy claro sobre este tema de Jamal Khashoggi. Queremos que se lleve a cabo una investigación completa y transparente sobre lo ocurrido y, obviamente, que se exijan responsabilidades a los responsables», ha confirmado Theresa May a los medios británicos durante el trayecto en avión que la ha llevado hasta la capital argentina.

May también se refirió a la situación en Yemen con la que viene pidiendo, junto a otros líderes europeos, el fin de la campaña militar que Arabia Saudí lleva a cabo en este país desde hace meses ayudando a uno de los dos bandos en guerra. «En cuanto a esta cuestión seguimos profundamente preocupados por la situación humanitaria», ha señalado la «premier». «La solución a largo plazo para Yemen es una situación política y animaremos a todas las partes a buscarla y a trabajar por ella», confirmaba May.

Apoyo para el Brexit
May se encuentra ya en Buenos Aires donde tratará de conseguir apoyos internacionales para su acuerdo del Brexit y convencer a los países no europeos que forman parte de este G-20 que podrá negociar pactos económicos con ellos sin ningún tipo de problema una vez abandonen la Unión Europea.

Durante la cumbre de Buenos Aires, de dos días de duración, mantendrá hasta seis reuniones bilaterales con líderes mundiales, aunque no tiene previsto verse a solas con el presidente norteamericano Donald Trump, quien ha sido crítico con su acuerdo del brexit y sus posibles limitaciones en la relación económica futura entre ambos países. La llegada de May supone, por cierto, la primera visita de un primer ministro británico a la capital argentina.

Con quien tampoco se reunirá May es con Vladimir Putin, dada la guerra diplomática que existe entre Moscú y Londres tras el intento de asesinato del espía ruso Sergei Skripal en suelo británico. Durante el vuelo, la primera ministra también se refirió a su homologo ruso asegurando que el último incidente que ha tenido Rusia con Ucrania «forma parte de un patrón del comportamiento ruso». Además «Reino Unido seguirá pidiendo sanciones para este país», señaló también May.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: