Turquía califica el debate entre Merkel y Schulz de «racista»

El portavoz del gobierno de Turquía, Ibrahim Kalin, ha acusado este lunes a la canciller alemana, Angela Merkel, y al candidato socialdemócrata, Martin Schulz, de «avivar el racismo y la discriminación» por haber coincidido en el debate electoral del domingo en la conveniencia de suspender las negociaciones europeas de adhesión con Turquía. Durante el debate televisado, ambos estuvieron de acuerdo en que un país en la vía autoritaria y represiva que ha emprendido Erdogan «no tiene un lugar en Europa». Kalin lamentó que «la política mayoritaria alemana se arrodille ante el populismo» y su «el afán de ver al otro como enemigo». Dijo también que «no es casualidad» que tanto Merkel como Schulz «atacaran a Turquía y al presidente, Erdogan, reflejando así la estrechez de miras de Europa».

Estas apreciaciones no llevaron a Merkel a rectificar, sino a poner fecha al asunto. El portavoz del gobierno alemán, Seteffen Seibert, informó por su parte que la canciller tiene intención de abordar los días 19 y 20 de octubre en Bruselas, durante una cumbre con sus homólogos europeos, la suspensión de las conversaciones de adhesión de Turquía, teniendo en cuenta que esa medida debe ser aprobada por unanimidad por los 28 miembros del bloque.

Triunfadora clara
El anuncio parece haber surtido cierto efecto, al margen de las protestas del portavoz de gobierno turco, ya que Berlín pudo confirmar pocas horas después que uno de los doce alemanes detenidos por razones políticas en Turquía, arrestado la semana pasada, volvía a estar en libertad.

Todavía quedan de 54 ciudadanos alemanes detenidos en Turquía, entre ellos el corresponsal turco-alemán del diario Die Welt, Denis Yücel, que lleva más de 200 días en prisión y cuya liberación exigieron al unísono los dos candidatos en un debate en el que, por cierto, Merkel barrió.

Según una encuesta de Infratest Dimap para ARD, un 59% de los 16 millones de espectadores consideraron que Merkel se mostró más competente, frente al 16% que prefirió a Schulz. El 46% encontró a Merkel más simpática y el 44% más creíble, frente a los porcentajes de 26% que Schulz obtuvo en ambas valoraciones. La canciller fue más convincente para el 44% y el candidato socialdemócrata, en la que los analistas consideraban su última oportunidad de dar la vuelta a las encuestas, solamente convenció al 32% de los encuestados.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: