Valencia frena la expansión incontrolada de las terrazas por aceras, calles y plazas

EUROPA PRESS

  • El Ayuntamiento aprobará este viernes una moción que prohíbe autorizar o ampliar terrazas en zonas ZAS y en varias calles peatonales del centro.
  • La iniciativa del Gobierno de Ribó también limitará estas instalaciones en calles peatonalizadas o que amplíen aceras.
  • Actualmente hay 3.550 terrazas de bares, resturantes y locales en la ciudad.
  • Las terrazas serán multadas con hasta 3.000 euros si incumplen horario y espacio y deberán recoger en media hora.
  • Los vecinos ven positivas las medidas, pero piden más control policial.

El Plan de Convivencia de Terrazas En la calle, como en tu casa del Ayuntamiento de Valencia establece multas de hasta 3.000 euros para las que incumplan el horario establecido y da media hora para recoger el mobiliario tras el horario de cierre. Asimismo el consistorio llevará al pleno una moción que prohíbe de autorizar o ampliar nuevas en las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) y en las calles peatonales Convento de Santa Clara, Ribera, paseo de Russafa, Martínez Cubells y Mossén Femades ubicadas en el centro de la ciudad.

El concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, ha presentado en una rueda de prensa el plan que incluye diez normas básicas recogidas en la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de Dominio Público que deben cumplir las 3.550 terrazas legalizadas que hay en la ciudad y la moción que este viernes llevará a la Junta de Gobierno Local “para limitar las autorizaciones de terrazas en determinadas vías públicas de la ciudad”.

Entre las sanciones establecidas en el plan destacan las que van de hasta un máximo 750 euros en el caso que no se haya marcado la terraza o en el de que no se recoja el mobiliario después de finalizar el horario autorizado y hasta 3.000 euros si se incumple ese horario o no se ubican dentro del área autorizada elementos como generadores de calor o frío, expositores.

También es de 3.000 euros la sanción máxima contemplada por no tener la correspondiente autorización en un lugar visible desde el exterior y por no mantener el orden y limpieza de las instalaciones la sanción puede alcanzar la cantidad de 1.500 euros.

No respetar las marcas verdes de espacio autorizado, no recoger el mobiliario en media hora y la no colocación en lugar visible la autorización supondrán multas de hasta 750 euros; el establecimiento que no mantenga el orden y la limpieza, o instale equipos de música u otros elementos que reproduzcan ruido podrán ser multados con hasta 1.500 euros y los que incumplan el horario, tengan mobiliario fuera del área señalada o no tengan en vigor la autorización pueden tener multas de hasta 3.000 euros.

Asimismo se establece que “la Policía es la encargada de velar por el cumplimiento de las normas de ocupación de las terrazas, de forma que pueden levantar acta o boletín de denuncia en el caso de incumplimiento” y a que “el Ayuntamiento iniciará expediente de revocación de licencia cuando se haya apreciado un incumplimiento grave de la Ordenanza”.

El plan, en el que han participado las concejalías afectadas y va a ser publicitado a través de 15.000 folletos donde se explicita el importe de la sanción en cada caso de incumplimiento, toma como referencia la Ordenanza Reguladora de la Ocupación del Dominio Público Municipal de 27 de junio de 2014 y ha contado con también con la Federación de Hostelería y con la Federación de Asociaciones de Vecinos de cara a obtener el máximo consenso.

Galiana ha calificado de “muy complicado y complejo” el marcado de las terrazas, y ha señalado que modificar la Ordenanza de Dominio Público “significaría que habría terrazas ordenadas con normas de antes 2014, otras con normas de 2014 a 2017 y otras con las de 2017 en adelante”. Frente a la complicidad de esa modificación ha mostrado su convencimiento de que “si todo el mundo cumpliera escrupulosamente con la Ordenanza, muchos de los problemas hay se evitarían”.

En 2014 se hicieron 206 expedientes, en 2015 se hicieron 700 y en la actualidad llevan 3.300 expedientes de terrazas como paso previo para hacer la adaptación a la nueva ordenanza. Por otro lado, como fruto del trabajo conjunto con la Policía Local, se tramitaron 208 expedientes sancionadores en 2014; 226 en 2015; 348 en 2016 y se llevan tramitados 198 hasta el mes de mayo de 2017.

Zonas sin nuevas terrazas

Por otro lado, la moción que llevará este viernes Galiana para su aprobación por la Junta de Gobierno Local, incluye tres puntos que incluyen “no autorizar nuevas terraza de hostelería en dominio público, ni ampliaciones, modificaciones o revisiones de adaptación de las terrazas ya autorizadas que comporten una ampliación de la superficie ocupada en todas aquellas vías públicas incluidas en el ámbito del acuerdo de declaración de una Zona Acústicamente Saturada (ZAS) o régimen de medidas cautelares”.

En un segundo punto se señala que en todas aquellas vías públicas que sean objeto de peatonalización o de ampliación de la anchura de sus aceras con posterioridad a este acuerdo “no se autorizarán nuevas terrazas de hostelería en dominio público, ni ampliaciones, modificaciones o revisiones de adaptación de las terrazas ya autorizadas que comporten una ocupación que supere un tercio de la anchura total de la acera o espacio peatonal. A estos efectos en calles peatonales la anchura total que se considerará será la existente desde la fachada del establecimiento hasta el eje transversal de la calle”.

Tras la aprobación de dicha moción tampoco se autorizarán nuevas terrazas de hostelería en dominio público, ni ampliaciones, modificaciones o revisiones de adaptación de las terrazas ya autorizadas que comporten una ampliación de la superficie ocupada, “en las vías públicas Convento de Santa Clara, Ribera, paseo de Russafa, Martínez Cubells y Mossén Femades” ubicadas en el centro de la ciudad y saturadas de estas instalaciones.

Además, las terrazas ya existentes en estas vías públicas, con autorización vigente o en trámite en la fecha de adopción del presente acuerdo, tendrán que ajustarse al contenido de los informes emitidos por la Policía Local en fecha 28 de noviembre de 2008, 4 de diciembre de 2012 y 1 de febrero de 2017 y a los informes y estudios especiales del Servicio de Ocupación del Dominio Público Municipal.

Reacción vecinal

La presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, ha valorado de forma positiva las medidas anunciadas al afirmar que este es “un primer paso necesario para que en las zonas peatonales puedan estar lo más libres posibles para que los viandantes puedan pasear por ellas”.

En cuanto a la reorganización de mesas y sillas que, según ha anunciado el edil, se va a acometer en zonas masificadas como las calles Ribera, Ruzafa y adyacentes o como en el propio barrio de Ruzafa, la dirigente vecinal ha pedido que vaya acompañada “de una reducción real de las mismas en beneficio de los peatones y vecinos de entorno, puesto que debe prevalecer el derecho al descanso sobre el derecho al ocio”. Además, ha solicitado mayor control policial.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: