Vestager: «Es crucial formar una coalición centrista lo más fuerte posible en la UE»

La comisaria de Competencia y una de las principales candidatas a presidir la Comisión Europea, Margrethe Vestager (Glostrup, 1968), ha logrado el hito de ser conocida más allá de la burbuja de Bruselas, hasta el punto de ser invitada por su amigo Luis Garicano, cabeza de lista de Ciudadanos para las europeas, para impulsar en Barcelona la candidatura naranja en un acto con Manuel Valls.

La política danesa, que brilló en el debate de presidenciables del pasado miércoles, es desde hace años una figura al alza de Bruselas. El propio Trump ya la ha bautizado como «la señora de los impuestos» por su firmeza ante las gigantes tecnológicas: Apple, Google y Amazon. A pocos minutos de empezar el acto, Vestager atiende a las preguntas de ABC sobre las elecciones europeas, la crisis entre Huawei y Google y la fiscalidad europea.

Si se convierte en la próxima presidenta de la Comisión Europea ¿qué es lo primero que va a hacer?

Lo primero que haré es demostrar que podemos cambiar la Comisión, asegurando de que tenga un equilibrio de género. Ahora mismo las mujeres somos minoría (nueve de 28 comisarios); y cuando rompes la uniformidad en tu forma de ver, rompes la uniformidad en tu forma de pensar.

¿Cuáles son sus principales medidas para la UE como candidata principal de los liberales (ALDE)?

En mi país decimos que es importante prometer menos y dar más; porque la naturaleza de nuestra democracia europea es que trabajamos juntos, necesitamos el Parlamento Europeo a bordo, como también necesitamos el Consejo de Ministros y al Consejo de los jefes de Estado a bordo, para tratar los temas más esenciales que tenemos en la UE: en primer lugar, el cambio climático; después, controlar la revolución industrial, que está cambiando todo, desde la democracia hasta el mismo empleo; y en tercer lugar, descubrir cómo crear sociedades en las que cuenten todos. Para hacer todo eso necesitamos trabajar juntos.

¿Cómo ha logrado esa popularidad?

Tengo el privilegio de seguir un enfoque muy práctico, porque la legislación que estoy aplicando tiene 60 años de antigüedad. Y la idea original es muy simple: tanto empresas como consumidores deben tener una oportunidad justa de ingresar en el mercado y sin engaños de ningún tipo. Debe tener opciones, calidad y precios justos. Ha habido mucho que hacer. Tenemos casos en los que las empresas hacen mal uso de sus posiciones. Compañías que gozan de grandes ventajas impositivas. Cuando se tiene un fuerte mandato para hacerlo, creo que la democracia europea debe ser relevante para las personas.

No es justo que las empresas digitales paguen mucho menos impuestos que las tradicionales

¿Está pagando Google más en multas que en impuestos en Europa?

No he hecho los cálculos. Por supuesto que se quejan de la decisión, pero es el tribunal el que dice quién tiene razón. El importe de las multas vuelve a los Estados miembros. Los Gobiernos europeos pueden hacer con esto lo que quieran. Lo más importante es que paguen las multas y cambien, porque necesitamos que todas las demás empresas tengan las mismas oportunidades.

¿Qué opina sobre la crisis de Google y Huawei?

En Europa tendríamos que lidiar con esto de una manera diferente, porque primero, nos aseguraríamos de que pudiera ser admitido en el tribunal de la Organización Mundial del Comercio por la acusación de poner barreras comerciales. Conocemos esas preocupaciones sobre los problemas de seguridad y mis compañeros están siguiendo esta línea.

¿Entiende la renuencia de Macron con el proceso para elegir presidente de la Comisión («Spitzenkandidaten»)?

La comparto. Como parte del ser europeo, tenemos esta doble identidad de lo que elegimos nosotros directamente y lo que eligen nuestros países. El Consejo y el Parlamento deberían decidir conjuntamente quién va a ser el presidente de la Comisión. No puede ser que el presidente sea automáticamente el líder del grupo más votado después de unas elecciones, sino que tiene que ser por medio de un trabajo conjunto.

¿Podría Frans Timmermans (Socialistas europeos) formar una coalición alternativa con ALDE y los Verdes, aislando al Partido Popular Europeo como sugirió en el debate?

Es muy importante formar una coalición centrista lo más fuerte posible. Compartimos muchas familiaridades con la plataforma de Macron (Renacimiento), pero también con los socialistas y los Verdes. Eso es importante porque también nos enfrentamos a partidos derechistas que tienen el objetivo de destruir la UE y que la Eurocámara no pueda trabajar.

¿Ve bien el Gobierno andaluz sostenido con los votos de Vox, un partido alabado por Salvini y Le Pen?

Ciudadanos tenía muy buenas razones para actuar tal como hizo en Andalucía, porque estaban prometiendo un cambio, y junto con el Partido Popular fue eso lo que lograron con un apoyo masivo de la gente.

En el debate usted dijo que un paraíso fiscal es donde todos pagan impuestos, pero en España sus socios han prometido una rebaja general. ¿Es compatible?

Depende mucho del país, debido a que tenemos diferentes sistemas impositivos. Corresponde a cada Estado decidir cuál será su estructura impositiva. Como tarea europea, me parece importante asegurarnos de detener la «carrera descendente» del impuesto de sociedades, ya que Irlanda tiene un 12,5% y Hungría ahora tiene un 9%. Las empresas digitales pagan un 9% y las empresas tradicionales un 23%. Ese sistema no es justo. Así es que necesitamos soluciones europeas cuando hablamos del impuesto de sociedades.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: