«Ya no solo veo pobreza, miseria y penuria en las zonas marginadas de Caracas»

Mi nombre es Oscar Patiño, abogado venezolano, 24 años, y soy coordinador general de la ONG Un Mundo Sin Mordaza. Actualmente estoy haciendo un máster de Gerencia Pública. Vivo en Venezuela porque es el mejor país del mundo, porque me enamoré de lo que es pero más de lo que puede ser. Sin embargo, como joven venezolano no me engaño y reconozco que es de esos amores que duelen.

Hoy soy un profesional que ha tenido la oportunidad de tenerlo todo: una familia unida y trabajadora que me dio la mejor educación y los mejores valores. Con el pasar de los años, sobre todo los últimos dos, me he dado cuenta de cómo mi entorno ha cambiado drásticamente. Sinceramente, al principio no nos pegaba, pero ahora, ya estoy viendo incluso grandes cambios en el seno de mi hogar.

Soy de Caracas. Ya no solo veo pobreza, miseria y penuria en las zonas marginadas de la capital, ya veo esto en todas partes, sea el este (zona pudiente de la capital) o en el oeste. Lamentablemente ver gente comiendo de la basura se ha vuelto «normal». Veo personas peleando por desperdicios, seres humanos lamiendo bolsas de basura porque quedaban restos de comida. Por mi trabajo sé de la cantidad de niños desnutridos que mueren al día, la falta de productos médicos para tratamientos de cáncer, conozco que funcionan menos de la mitad de los centros de diálisis del país, incluso cosas menos drásticas como ver gente caminando por las calles porque no tienen efectivo para pagar el transporte público o porque el metro está colapsado.

Desde el año 2017 y las fuertes olas de protestas que vivimos, la comunidad internacional ha puesto la mira en nuestro país resaltando que para que esto sucediese tuvieron que dar su vida más de 157 venezolanos (cifra del Alto Comisionado de las Naciones Unidas), más de 2.000 heridos, más de 700 personas procesadas en la jurisdicción militar. Tras esto, nada ha cambiado, el Gobierno se aferró más al poder sin dar indicios de querer trabajar en la mejora de las condiciones sociales, políticas ni económicas del país.

Hace unos días, el Gobierno de Nicolás Maduro puso en marcha una supuesta estrategia para mejorar nuestra economía que se resume en quitarle cinco ceros a nuestra moneda… Qué novedad, ¿otra vez? Yo sinceramente no conocí una Caracas espléndida, yo nací en 1993 y me crié con el chavismo, pero sí sé algo y es que mi ciudad y mi país sin duda alguna pueden ser mejores de lo que son hoy en día. Aguantaré de pie por estas calles, lo más que pueda.

Oscar Patiño @OscarPatinoH

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: