Zuma comparece hoy en el Tribunal Superior de Justicia por corrupción

Tras esquivar la justicia durante casi 10 años, el expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma comparece este viernes ante el Tribunal Superior de KwaZulu-Natal en Durban para enfrentar las acusaciones de corrupción. El que fuera líder del Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) estuvo en el centro de un acuerdo de los años 90 para la compra de armamento valorado en 2.500 millones de dólares (más de 2 millones de euros). La Fiscalía Nacional (NPA, por sus siglas en inglés) le acusa de 16 cargos entre los que se encuentran fraude, extorsión, corrupción y blanqueo de dinero.

Zuma era vicepresidente en el momento del acuerdo sobre armas con la empresa francesa Thales SA. Su ex asesor financiero, Schabir Shaikh, fue declarado culpable y encarcelado en 2005. Supuestamente el político sudafricano recibió más de 700 pagos del empresario a cambio de promover sus intereses comerciales. Sin embargo, los cargos contra Zuma fueron retirados por la NPA poco antes de presentarse como candidato a la presidencia en 2009. Una decisión que el tribunal supremo. El año pasado el Tribunal Supremo de Apelaciones dictaminó que la decisión de la NPA de detener el proceso judicial contra Zuma fue ilegal.

Según la policía federal (conocida como Hawks), el Estado por fin está preparado para proceder con la acusación penal. El encargado de comunicar esta decisión fue el director nacional de la acusación pública (NDPP), Shaun Abrahams hace menos de un mes. Se espera que un representante de la compañía francesa comparezca ante el tribunal junto con Zuma.

El veterano político, que fue apartado de la dirección del partido gobernante y del gobierno recientemente, siempre ha negado los cargos que le imputan. «Todavía soy perseguido a pesar de renunciar», dijo Zuma durante la celebración del Viernes Santo en Durban. Los medios locales informaron la semana pasada que parte de la estrategia de Zuma incluirá tratar de convencer al tribunal de que no tenía intenciones criminales y que sus supuestas intervenciones en nombre de Shaik se realizaron con el concimiento del ANC.

Su partido le da la espalda
Este asunto ha ensombrecido la política en Sudáfrica durante años y sus oponentes políticos han librado una larga batalla legal para que Zuma fuera procesado. Sin embargo, tampoco su partido va a respaldarle en esta ocasión (a diferencia de cuando fue procesado por violación, entonces sí recibió el apoyo abrumador del ANC).

El Secretario General del ANC, Ace Magashule, dijo estar al corriente de los cargos de corrupción contra Zuma y aplaudió los «esfuerzos concertados» del ejecutivo dirigido por el presidente Cyril Ramaphosa y el sistema judicial, «para dejar atrás el triste capítulo de la corrupción sistémica y la captura del estado». El partido gobernante no quiere que se le siga relacionando con asuntos de corrupción especialmente a un año de que se celebren las próximas elecciones generales.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: