Barbón reivindica ante Vox la llingua y la asturianía como «orgullo de pertenencia a España»

EUROPA PRESS

  • El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha reivindicado este miércoles ante Vox la defensa de la llingua y de la asturianía como «orgullo de pertenencia a España».

De este modo, el jefe del Ejecutivo autonómico se ha estrenado en el trámite de ‘preguntas al presidente’ en la Junta General poniendo de ejemplo de reconocimiento de la cooficialidad y la tradición cultural al difunto presidente de la Xunta de Galicia Manuel Fraga, que decía que «ser gallego era su forma de ser español».

El diputado de Vox Ignacio Blanco ha preguntado a Barbón si está «dispuesto a llevar el uso del bable en la Junta General del Principado de Asturias hasta tener que contar con intérpretes en esta Cámara». Al respecto, el presidente ha dicho que no: «No lo creo, lo que creo es que tendría que reforzar su equipo de asesores para no hacer preguntas como esta».

Además, Adrián Barbón ha afirmado que el rechazo de Vox al asturiano evidencia un «complejo de inferioridad de sentimiento de asturianía». En este sentido, ha reiterado que la defensa de la llingua y la cultura asturiana se basa en la «generosidad de formar parte de proyecto más amplio».

Desde Vox, Blanco ha apuntado que la llingua «no va a ser el futuro de los asturianos» sino «uno de los problemas» de los más jóvenes como «en otras comunidades», haciendo mención a Galicia, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana o Baleares. «Deje el pasado para los nostálgicos», ha instado al presidente del Principado, reclamando que el Ejecutivo no se «distraiga» con la llingua y se centre «en la crisis industrial y energética» de Asturias.

Según Ignacio Blanco, «van a desaparecer los asturianos» antes de que desaparezca la llingua asturiana. «El asturiano es un unicornio», ha apuntillado, aprovechando para criticar a la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, por decir «haberse sentido humillada por tener que hablar en español».

Para el diputado de Vox «no hay oficialidad amable», asegurando que no existe «demanda» social para la cooficialidad del asturiano, que considera una «lengua inventada».

En su respuesta, Adrián Barbón ha reprochado a Ignacio Blanco que trate de «tensionar el debate cuando la tensión no existe en la calle». Además, se ha referido a la influencia que la postura de Vox está teniendo en otros partidos «de derechas» contra la llingua, poniendo de ejemplo a la diputada del PP Gloria García que dijo no entender la llingua después de haber leído hace unos meses, en la Junta General, un poema en asturiano de la poeta y actual consejera Berta Piñán.

El socialista ha debatido sobre este tema con el parlamentario de Vox una semana después de la polémica registrada en el parlamento, cuando la Mesa de la comisión de Cultura, Política Llingüística y Turismo impidió a la consejera del área, Berta Piñán, comparecer en asturiano. La Mesa, presidida por la socialista Lidia Fernández, así lo hizo tras consultar con los servicios jurídicos de la Junta, apelando al derecho que tienen los diputados a entender las intervenciones. PP y Vox habían manifestado su oposición a que Piñán interviniese en asturiano. Los ‘populares’ solicitaron que si la consejera lo hacía, hubiese un servicio de traducción simultánea.

Con todo, el presidente ha pedido menos «espatuxe» ante el uso del asturiano. «En asturiano ‘ridículo’ se dice ‘ridículo'», ha ironizado sobre la comprensión de la llingua para pedir a todos los parlamentarios de la Junta General que traten de no hacer el «ridículo».

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: