Caen las adopciones internacionales en Galicia y las nacionales experimentan una ligera bajada

EUROPA PRESS

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS)

Las adopciones internacionales han experimentado una bajada paulatina desde el año 2008 en la Comunidad gallega, mientras que las solicitudes nacionales han registrado “un pequeño repunte hacia abajo” en los últimos años, pero “se mantienen en el tiempo” los procesos.

Así lo ha explicado, en una entrevista concedida a Europa Press, la directora xeral de Familia, Infancia e Dinamización Demográfica, Amparo González, quien ha concretado que en los años 2009 y 2010 hubo un “número similar de solicitudes”, mientras que en 2011 se experimentó un repunte de “10 o 12” peticiones; y en 2012 bajaron “un poco”, pero se situaron en el nivel de 2010.

En este sentido, ha insistido en que en adopción nacional el número “se mantiene en el tiempo” con una oscilación de “10-12 expedientes”, por lo que la tendencia anual es “casi similar” en la Comunidad.

Según los datos facilitados por la Consellería de Política Social a Europa Press, en 2016 se presentaron en Galicia 116 solicitudes de adopción nacional -52 en la provincia de A Coruña, 39 en Pontevedra, 17 en Ourense y 8 en Lugo-.

Además, en 2016 la Xunta emitió 82 resoluciones de idoneidad -47 en la provincia de A Coruña, 17 en la de Pontevedra, y nueve en Lugo y en Ourense- y cuatro de no idoneidad.

A finales de 2016 había 740 solicitudes idóneas en lista de espera pendiente de asignación y se registraron 33 resoluciones de guardia con fines adoptivos; 44 propuestas de adopción realizadas; y 26 autos de adopción producidos.

En total, el año pasado fueron adoptados en Galicia 36 menores, 22 de ellos varones y 14 niñas. De estos, 22 tenían entre 0 y 3 años; 9, entre 4 y 6; cuatro, entre 11 y 14 años; y uno, entre 7 y 10.

En 2016 un total de 16 menores recién nacidos fueron dados en adopción nacional en Galicia -cuando había más de 700 familias en espera- nueve de ellos procedentes de la provincia de A Coruña, cuatro de Lugo, dos de Pontevedra y uno de Ourense.

En el primer semestre de 2017, según los datos facilitados por Política Social, se presentaron 45 solicitudes de adopción nacional -28 en la provincia de A Coruña, 15 en la de Pontevedra, ocho en Ourense y dos en Lugo-.

Según los datos provisionales, en el primer semestre de este año fueron 25 las resoluciones de guardia con fines adoptivos tramitadas y 21 las propuestas de adopción realizadas y 18 los autos de adopción. Y se contabilizaron 713 expedientes idóneos en espera de adopción nacional.

Los menores de lista única -de cero a un año- dados en adopción en el mismo periodo ascendieron a siete; tres de ellos procedentes de la provincia de A Coruña, tres de Pontevedra, y uno de Lugo. En cinco casos su destino fue la provincia pontevedresa, uno fue a la coruñesa y otro a la ourensana.

INTERNACIONALES

En cuanto a las adopciones internacionales la directora xeral de Familia ha comentado que en el año 2000 se registró un “boom importante” hasta 2007-2008, tras lo que “fue bajando paulatinamente”. Así, ha admitido que en éstas la caída del número de solicitudes ha sido “importante por cuestiones intrínsecas”.

Al respecto, ha concretado que “no sólo baja el número de solicitudes en Galicia, sino en todas las comunidades autónomas”. Entre otras cuestiones, ha incidido en que “cada vez hay menos países que tramitan” adopciones, actualmente Galicia trabana con 25, y, debido a ello, “las familias en un momento determinado se lo piensan más al hacer un ofrecimiento”, ha apostillado.

A esto ha sumado que “los tiempos de espera son prolongados en el tiempo” para una adopción internacional y “hay una incerteza en el proceso”, ya que estas adopciones dependen de los países de origen de los menores que, en algún caso, pueden cerrar el proceso antes de que haya concluido. Actualmente, los principales a los que se dirigen las familias gallegas son Vietnam, Hungría, Honduras, Bulgaria y China.

Preguntada sobre si el coste económico que supone a las familias la adopción internacional ha podido influir en el descenso de solicitudes, la directora xeral ha puntualizado que no se puede establecer “causa-efecto” y ha reiterado que, sobre todo, se debe al alargamiento “de tiempo de espera” y al “endurecimiento” de las condiciones “que establecen los países de origen”.

En 2016 se registraron 77 solicitudes de adopción internacional en Galicia -43 en la provincia de A Coruña, 20 en la de Pontevedra, ocho en Ourense y seis en Lugo-, se emitieron 34 propuestas de idoneidad en el año y dos de no idoneidad, y se produjeron 12 autos de adopción.

En total, el año pasado se tramitaron 39 expedientes de adopción internacional -30 en la provincia de A Coruña, cinco en la de Ourense, tres en la de Pontevedra y uno en Lugo-. De ellos, 19 fueron con Vietman, 12 con Hungría, tres con China, dos con Bulgaria y uno (en cada caso) con Filipinas, Honduras y Rusia. Además, se efectuaron 48 preasignaciones de menores -13 de ellos de Vietnam, 12 de Hungría y 10 de China-.

Mientras, en el primer semestre de 2017 se tramitaron 37 expedientes de adopción internacional; 21 de ellos con Vietnam, siete con Hungría, cuatro con China, dos con Colombia, y uno (en cada caso) con Brasil, Costa Rica e India. En total, se preasignaron 23 menores, entre los que se incluyen seis de Vietnam, cuatro de Colombia, tres de Hungría, tres de Burundi, dos de China y dos de Costa Rica.

ESPERAS

Sobre los prolongados tiempos de espera en las adopciones, tanto nacionales como internacionales, Amparo González ha comentado que la mayoría de las familias gallegas “hace ofrecimiento para un menor de cero a un año y sano”, pero “éste no es el perfil mayoritario”, ha matizado, de los niños a adoptar. Por ello, ha hecho hincapié en el “desequilibrio entre la oferta que realizan las familias” y los “niños que necesitan ser adoptados”.

En este sentido, ha manifestado la directora xeral que se reciben menos ofrecimientos para niños de necesidades especiales, entre los que se incluyen grupos de hermanos, mayores de ocho años, menores con alguna discapacidad o enfermedad, entre otros. En este caso, si bien ha destacado que los procesos de adopción son “muy complejos”, en el caso de la adopción internacional dependen “del país y del ofrecimiento que haga la familia”.

Así, en el caso de ofrecerse para un niño menor de un año sano, la espera es “larga”, posiblemente de más de dos años, y situarse entre “cuatro y cinco años” en las nacionales. Mientras, para menores con necesidades especiales puede reducirse a “meses o un año” en ambos.

La directora xeral ha subrayado que en la actualidad en España “no hay menores esperando ser adoptados”. En esta línea, ha concretado que “cuando se decide que la mejor medida es la adopción”, ya se ha buscado una familia. No obstante, ha añadido que “puede haber menores con necesidades especiales en espera”.

ADOPCIONES ESPECIALES

La Xunta cuenta con un programa de adopciones especiales desde el año 2010 para ayudar a menores con “más dificultades” para “ejercer el derecho a vivir en una familia”. Con esta iniciativa, pretende “dar a conocer y sensibilizar acerca de estos niños que necesitan una familia” y apoyar a familias “en el proceso de integración”.

Actualmente, la Xunta trabaja con más de 30 menores con necesidades especiales y 60 familias, ha resaltado Amparo González, porque “todos los niños tienen derecho a una familia”.

Sobre las rupturas de adopción -en 2016 se registraron tres en nacional y dos internacional- Amparo González ha subrayado que “no son muy elevadas”, pero ha admitido que “siempre existen”, por lo que resalta la importancia de “acoplar los ofrecimientos” de las familias y los menores.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: