Carriedo da por cumplido el Pacto contra la despoblación y apuesta por más actividad, más empleo y la ordenación

EUROPA PRESS

  • El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha defendido el cumplimiento del Pacto de Comunidad para la Población, aprobado por las Cortes de Castilla y León en noviembre de 2015 y ha recalcado que las líneas de actuación de la Junta inciden en fomentar la actividad económica, el empleo, los servicios públicos de calidad, la ordenación del territorio, las políticas de conciliación y el apoyo a las familias como instrumentos “clave” para fijar población.

Carlos Fernández Carriedo, ha comparecido este jueves en la Comisión de Empleo de las Cortes de Castilla y León para informar sobre cuestiones demográficas.

En primer lugar, el consejero ha valorado el cumplimiento del citado pacto de Comunidad que se basaba en tres puntos fundamentales. En primer lugar, ha considerado que la Junta ha respondido al compromiso de impulsar la participación de los grupos parlamentarios, agentes sociales y representantes de la sociedad civil en el Consejo de Políticas Demográficas, adquiriendo este un papel protagonista como instrumento para la definición de medidas frente a los problemas demográficos.

En segundo lugar, el Pacto establecía la actualización de la Agenda para la Población para extender su vigencia hasta 2020. Para ello ha detallado que se pusieron en marcha, en el ámbito del Consejo de Políticas Demográficas, cuatro grupos de trabajo compuesto por 198 personas representantes de 42 organizaciones sociales, que estuvieron trabajando en once reuniones sectoriales.

Los cuatro grupos intervinieron sobre 110 medidas, de las que se suprimieron once, se incorporaron 55 nuevas y se modificaron 32, además de otras doce más en la introducción de la Agenda para la Población. Las propuestas de los grupos de trabajo fueron aprobadas por la Junta de Castilla y León el pasado 31 de agosto tras ser debatidas en el Consejo de Políticas Demográficas. Todas ellas, ha asegurado, cuentan con su reflejo presupuestario anual en cada consejería competente.

En tercer y último lugar, el pacto implicaba situar los problemas poblacionales en el debate europeo, nacional y local. Para ello, la Junta defiende que ha tenido “un liderazgo destacado” tanto en la Unión europea como en el conjunto del Estado.

Así, Fernández Carriedo ha recordado hitos como el dictamen sobre retos demográficos en el Comité de las Regiones de Europa en el que fue ponente el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y ha destacado el trabajo en el Parlamento Europeo de la europarlamentaria socialista castellanoleonesa Iratxe García. Asimismo, se ha referido a la propuesta para la inclusión de indicadores demográficos en los Fondos de Cohesión de la UE.

A LA ESPERA DE LA ESTRATEGIA NACIONAL

En ámbito nacional, ha subrayado la participación de Castilla y León en el grupo de trabajo de la estrategia nacional para los retos demográficos, a la que se ha remitido un documento de actualización de la Agenda de Población. Así, ha apuntado que espera que en esa estrategia se puedan incluir medidas que ya figuran en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

Por otro lado, en respuesta a otra petición de comparecencia, Carriedo se ha referido a las líneas estratégicas del Gobierno regional para hacer frente a los retos demográficos actuales y de los próximos años.

Para combatir los problemas demográficos ha considerado “imprescindible” la generación de actividad económica que cree riqueza y empleo, como mejor política para fijar población y ha destacado acciones como la II Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Trabajo, que con el consenso con los agentes sociales y económicos de la Comunidad constituye la columna vertebral sobre la que se basan las políticas activas de empleo hasta el año 2020.

En concreto, ha explicado que se impulsan políticas de fomento del empleo basadas en la mejora de la calidad del empleo, lo que conlleva que ya en 2017 todas las contrataciones se realizaron a jornada completa con un mínimo de 180 días. Asimismo, se han incrementado los fondos del Plan de Empleo Local en 2018 un 7,6% hasta los 55,2 millones de euros para impulsar la cohesión territorial y hacer frente a los desafíos demográficos.

Estas actuaciones, ha apuntado, han permitido la creación de 58.300 empleos desde el peor momento económico y la bajada de la tasa del paro desde el 22,7 % al 13,7 %, con 113.400 desempleados menos.

En segundo lugar, ha considerado el papel del Acuerdo de Comunidad por la Reindustrialización, rubricado el 29 de marzo de 2017 por el presidente de la Junta de Castilla y León y los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León, que reconoce el Plan Director de Promoción Industrial 2017-2020 como el instrumento de referencia sobre el que se articula la estrategia de impulso a este sector que incluye, entre otros aspectos, alcanzar el 3 % del gasto público no financiero de las consejerías para 2019 en I+D+i y el reto de que la actividad de manufactura industrial alcance el 20 % sobre el Producto Interior Bruto autonómico en 2020.

Otro de los pilares fundamentales para la Junta es garantizar unos servicios públicos de calidad y equidad y la mejora de dichos servicios en el territorio y en el mundo rural. Así, ha considerado que la calidad de los servicios públicos prestados por la Junta está contrastada por entidades independientes como es el caso del Informe PISA o el barómetro sanitario, así como por la valoración de la atención a las personas dependientes que sitúa a la Comunidad a la cabeza de toda España.

“La población solo se puede fijar allí donde hay servicios de calidad y las adecuadas infraestructuras logísticas, de comunicación, sanitarias y educativas”, ha aseverado.

ORDENACIÓN DEL TERRITORIO

En tercer lugar, ha señalado el impulso a las políticas territoriales y de ordenación del territorio y la búsqueda el consenso necesario para aprobar el proyecto de ley de Ordenación del Territorio que garantice el mantenimiento de los servicios públicos, que son competencia del Gobierno Regional, y la gestión de competencias municipales en el medio rural, claves en la lucha contra la despoblación.

En esta línea, el Plan de Empleo Local desarrolla actuaciones territoriales concretas como las orientadas a los municipios mineros de León y Palencia así como el Plan de Dinamización de la provincia de Soria. Asimismo, cree imprescindible el desarrollo de las políticas de desarrollo rural que contribuyen a fijar población en los núcleos rurales, con el objetivo de que los colectivos de jóvenes y mujeres adquieran mayor protagonismo en la dinamización y modernización de la agricultura tal y como la Junta ha reclamado, con el consenso de todos los grupos políticos y las organizaciones agrarias en el reciente documento que reclama una financiación suficiente de la PAC.

La cuarta línea fundamental , ha explicado Fernández Carriedo, es el desarrollo de las políticas de conciliación y apoyo a la familia que permita compatibilizar empleo y vida personal y familiar. Las políticas de conciliación “se deben entender como el quinto pilar del Estado de Bienestar, junto con las pensiones, la educación, la sanidad y los servicios sociales y la dependencia”.

Por ello, el Plan en materia de conciliación de la vida personal, familiar y laboral 2018-2020, firmado el pasado 15 de febrero en el ámbito del Diálogo Social, compromete casi 6 millones de euros para estas políticas.

A este respecto, ha añadido el anteproyecto de la que será la primera Ley de Conciliación personal, familiar y laboral de España, presentado la semana pasada, que regulará medidas de apoyo para compatibilizar los tiempos de trabajo remunerado y los de la vida privada de los trabajadores.

Powered by WPeMatico

A %d blogueros les gusta esto: